miércoles, 18 de noviembre de 2020

Lussekatter (Bollos de Santa Lucía)

 



Hola! 😁

Cuantos meses sin publicar, lo se, he estado más activa por Instagram sinceramente... Pero ya estoy de vuelta!

Llevo unas semanas preparando contenido para el blog y estoy preparando unas recetas navideñas que os van a encantar!

Como estos bollitos!

Ya queda poquito para entrar en invierno y empezar a ver por redes sociales y etc todo lo que sea temática navideña, así que, hoy os traigo la receta de estos bollos de Santa Lucía o Lussekatter. Son procedentes de Suecia y se suelen comer el 13 de diciembre, osea, el día de Santa Lucía (de ahí el nombre). Es un día festivo importante para ellos y he de confesar que me han sorprendido en su sabor. Están especiados con azafrán y cardamomo y es una combinación brutal! 

Que? Te animas con ellos? 

Pues haya vamos con la receta y inauguramos "recetas navideñas modo ON" ¡jajaja!

viernes, 10 de abril de 2020

Rosca gallega de Pascua








Hola de nuevo!

Hoy os traigo una receta para esta Pascua. Soy muy fan de las masas fermentadas, como ya sabéis, y es que preparar cosas así me da la vida y mas este tipo de dulces tradicionales.

La receta de esta rosca gallega de pascua es brutal! Tiene un sabor muy suave, reconozco que la he tenido que probar con nutella y... madre mia! A lo que iba, es un pan dulce muy bueno y esponjoso y con un toque a anís que me encanta. Aguanta perfectamente 3 días bien tapada, aunque os aseguro que no os durara ni un día entero jajaja!

Espero que os guste y manos a la masa 🙌.




Receta original de manzana y canela

Para el prefermento

100 gr harina de fuerza
100 ml leche tibia
3 gr de levadura seca de panadero

Echamos la harina en un bol, mezclamos la levadura con la leche tibia hasta que se disuelva y mezclamos con la harina. No hace falta amasar mucho solo lo justo, hasta obtener un masa. 
Tapamos con papel film y dejamos levar 1 hora o hasta que haya doblado su volumen (a mi me tardo 2 horas).


Para la masa

El prefermento
450 gr harina de fuerza
100 gr azúcar
3 gr levadura seca de panadero
½ cucharadita sal
Ralladura de una naranja
50 ml leche entera
30 ml zumo naranja
20 ml anís dulce
30 gr miel
3 huevos M ligeramente batidos
60 gr mantequilla reblandecida y cortada en daditos

Y ademas...
1 huevo + 1 chorrito de leche
Azúcar
Anis dulce

Echamos el prefermento en un bol y añadimos el resto de los ingredientes en orden, menos la mantequilla, y empezamos a amasar con el gancho a velocidad media - baja unos 10 - 12 minutos, o hasta que obtengamos un masa lisa.

Bajamos la velocidad al mínimo y echamos la mantequilla poco a poco, amasamos de nuevo unos 10 - 12 minutos o hasta obtener una masa elástica y que se despegue de las paredes del bol. Si pasado esos minutos aún no hemos obtenido una masa con tela, seguir amasando hasta que este bien elástica.

Sacamos la masa del bol, boleamos sobre la encimara y la colocamos sobre un bol limpio, previamente engrasado, tapamos con papel film y dejamos fermentar 1 hora o hasta que haya doblado su volumen (a mi me tardo 3 horas). 










Cuando haya fermentado, sacamos la masa del bol, desgasificamos ligeramente y la pesamos. Dividimos la masa en dos porciones iguales (por eso la pesamos antes), boleamos cada porción y dejamos reposar 15 minutos tapadas.

Estiramos con las manos cada porción hasta obtener 2 churros bien largos. Enrollamos los dos churros como si fuéramos a hacer una trenza de 2 cabos. Formamos la rosca uniendo los dos extremos y con cuidado sellamos bien procurando que quede bonito.

Con cuidado, colocamos la rosca sobre una bandeja con papel sulfurizado, tapamos con un paño de cocina y dejamos fermentar hasta que doble su volumen, aproximadamente 1 hora (a mi me tardo 1 hora y media).

Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Batimos un huevo con un chorrito de leche y mezclamos el azúcar con un poco de anís hasta obtener un azúcar húmedo.

Pincelamos la rosca con la mezcla de huevo y leche y echamos por encima el azúcar humedecido con anís.
Horneamos a 180ºC unos 30 minutos, vigilar para que no se tueste demasiado la superficie. 

Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.










Que os parece??
Brutal, lo se... 😌

Muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el proximo post!
Un beso 💜




miércoles, 1 de abril de 2020

Pan Hokkaido (pan de leche japonés)









Dia 19 de cuarentena. 

Seguimos horneado. 


Y masas maravillosas como la que traigo hoy! Hacia mucho que quería ponerme con este pan pero por falta de tiempo nunca he podido hacerlo... hasta ahora que me sobra demasiado tiempo jajaja.

Este pan, llamado Hokkaido, es un pan de leche típico de Japón, la masa es sencilla de hacer y lleva tang-zhong. 

Y eso que es? 

Es una técnica asiática para conseguir que los panes queden mas tiernos de lo normal. Es la primera vez que la utilizo y me ha encantado el resultado. El pan queda muy tierno y al día siguiente aun sigue igual de tierno.

Resumiendo, si lo haces se volverá tu pan de leche favorito y en casa volará, así que te recomiendo esconderlo por si no te dejan ni las migas! 😂

¿Os animais? 😊

🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞


Receta original de El rincón de los postres

Para el tang-zhong

20 gr de harina de fuerza
50 ml de leche entera
50 ml de agua

En un cazo echamos la leche, el agua y la harina. Ponemos al fuego medio y sin dejar de batir con unas varillas iremos mezclando hasta obtener una mezcla muy espesa o hasta que veamos que la marca de las varillas empiezan a dibujarse en la mezcla. Retiramos del fuego, echamos en un bol limpio y tapamos con papel film a contacto para evitar que se cree una capa dura en la superficie. Dejamos enfriar por completo. 



Para la masa

35 gr de leche tibia
21 gr de levadura fresca de panadero o 8 gr de levadura seca de panadero
340 gr de harina de fuerza
40 gr de azúcar
20 gr de azúcar invertido o miel
5 gr de sal
40 gr de nata para montar 35% M.G
1 huevo ligeramente batido
Tang-zhong
35 gr de mantequilla derretida

Primero de todo preparamos un molde rectangular (el mío es de 24,5 x 11,5 cm) forrado con papel sulfurizado. Reservamos.

En un vaso pequeño echamos la leche tibia y deshacemos la levadura en ella removiendo con una cuchara. Reservamos.

En el bol de nuestra maquina, echamos todos los ingredientes por orden, menos la mantequilla, y amasamos con el gancho a baja velocidad 10 - 12 minutos.

Transcurrido el tiempo y por ultimo, añadimos la mantequilla derretida y seguimos amasando a la misma velocidad 15 - 20 minutos o hasta obtener una masa lisa y elástica. 

Sacamos la masa del bol y boleamos ligeramente. La colocamos sobre un bol limpio y engrasado, tapamos con papel film y dejamos fermentar 1 hora o hasta que duplique su tamaño. A mi me tardo 2 horas y media, vivo en un país frío y de clima seco y siempre me tardan en fermentar.

Una vez haya fermentado, sacamos la masa del bol y la colocamos en nuestra mesa de trabajo (no hará falta echar harina, la masa no se pega). Pesamos la masa y la dividimos en 3 porciones, cada porción la boleamos y dejamos reposar tapadas con un paño 15 minutos.

Pasado ese tiempo, cogemos una de las porciones y con un rodillo la estiramos dandole forma ovalada. Doblamos el extremo superior hacia el centro presionando para que no se abra y con el extremo inferior hacemos lo mismo. Damos la vuelta a la masa, dejando los cierres boca abajo, y volvemos a estirar con el rodillo hasta que tenga unos 30 cm de largo.

Volvemos a dar la vuelta a la masa, dejando los cierres hacia arriba, y enrollamos en si mismo formando una espiral. Colocamos sobre el molde y haremos lo mismo con las otras dos porciones.










Batimos un huevo con un chorrito de leche, pintamos ligeramente la masa y tapamos con papel film pero sin apretar, solo que cubra la parte superior. El huevo que sobre lo guardamos para luego que volveremos a pintar.

Para esta segunda fermentación necesitaremos un poco mas de temperatura y para ello tenéis dos opciones. La primera es precalentar el horno al mínimo unos 10 minutos, apagarlo y meter dentro la masa. La segunda es meter la masa dentro del horno, frío, y colocar un vaso de agua hirviendo para crear humedad y así nuestra masa fermentara estupendamente. A mi me tardo 1 hora y media y lo hice con el horno precalentado, como siempre lo hago, pero lo del vaso también funciona.

Dejamos fermentar 1 hora aproximadamente o hasta que haya doblado su volumen.

Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Volvemos a pincelar la masa con el huevo sin apretar para que no se baje y horneamos 30 minutos.

Una vez horneado, sacamos, esperamos unos minutos, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. 

Esta increíble y si le untáis Nutella o cualquier crema de chocolate y avellana... BUAH!!!!!!! 😍













Las fotografías hablan por si solas... o no?? Quería hacer mas fotos pero es que ha durado en casa lo visto y no visto 😅😂.



Muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el proximo post!
Un beso 💜





martes, 17 de marzo de 2020

Tarta muerte por chocolate con mermelada de frutos rojos








Hola! Que? Como lleváis la cuarentena? Porque yo llevo ya 5 días encerrada en casa, solo salgo para comprar, y pff... Lo único que hago es estar preparando contenido para el blog y cocinar como nunca en mi vida jajaja! A parte de limpiar cada rincón de la casa mil veces al dia, estar enganchada aun mas a las redes sociales, tragarme películas / series y esas cosas...

Pero oye! Nada de desanimarse, es algo que ha tenido que pasar y entre todos conseguiremos acabar con ello 💪.

Así que como ahora todo el mundo tiene tiempo, que tal en prepara esta fantástica tarta? Ademas le he añadido un plus, porque normalmente cuando la hago es todo chocolate y ná mas, he preparado una mermelada casera de frutos rojos congelados que es MUY 😍😍😍.  He utilizado pectina NH que es un gelificante y sinceramente la recomiendo 👍 sobretodo para aquellas frutas que no sacan su pectina natural así la mermelada tendrá una consistencia guay para poder manipularla. 

Y sin mas dilación... aquí os dejo con la receta! Disfrutarla y hacerla por favoooooor, es una señora tarta sexy y deliciosa 😏.









Para la mermelada

400 gr de frutos rojos congelados
200 gr de azúcar
1 cucharada de zumo de limón
2 gr de pectina NH (opcional)

Echamos los frutos rojos en una cacerola y calentamos. A parte mezclamos el azúcar con la pectina y reservamos. Cuando los frutos rojos empiecen a hacer chup-chup, añadimos la mezcla de azúcar y pectina y removemos bien. A la que arranque a hervir, añadimos el zumo de limón y cocinamos unos 10 - 15 minutos a fuego bajo, si dejar de remover.

Una vez lista, retiramos del fuego y la conservamos en cualquier bote de cristal esterilizado.









Para el bizcocho
(receta original de Quiero Cupcakes)

3 huevo M
280 gr de azúcar blanco
120 ml de aceite oliva suave
160 ml de leche 
1 cucharadita de extracto de vainilla
180 gr de harina de trigo
60 gr de cacao en polvo puro y sin azúcar
2 cucharaditas de levadura Royal
1 pizca de sal
100 ml de agua caliente

Primero de todo preparamos nuestro molde, de 18 cm x 10 cm, forrandolo con papel sulfurizado. 
Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Reservamos.

Batimos los huevos hasta que doblen su volumen (5 minutos). Una vez hayan doblado el volumen añadimos el azúcar y seguimos batiendo 1 minuto más.

Seguidamente añadimos el aceite y batimos. Echamos la leche y el extracto de vainilla y seguimos batiendo.

Tamizamos la harina junto con el cacao, la levadura y la pizca de sal y lo incorporamos a la masa poco a poco sin dejar de batir.

Finalmente y sin dejar de batir, añadimos el agua caliente a la mezcla y batimos uno segundos hasta que se incorpore del todo y obtengamos una masa semi líquida.

Vertemos la masa dentro del molde, le damos un golpe seco al molde sobre la encimera para quitar el aire y metemos en el horno precalentado a 180ºC unos 50 - 55 minutos. A mi me tardo 53 minutos y ya sabéis que para comprobar si esta listo solo tenéis que pinchar con un palillo y si sale limpio estará cocido.

Una vez horneado, sacamos del horno y lo dejamos reposar 15 minutos dentro del molde. Si lo desmoldamos enseguida se os puede romper porque es un bizcocho muy blandito.

Pasado el tiempo, desmoldamos y lo dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.









Para la trufa montada

1 litro de nata líquida para montar 35% M.G
130 gr de azúcar
100 gr de cobertura con leche
200 gr de cobertura negra 70%

Colocamos las dos coberturas en un bol resistente al calor. En un cazo echamos la nata y el azúcar y llevamos a ebullición, Cuando arranque a hervir apartamos del fuego y volcamos sobre las coberturas. Mezclamos con una lengua de cocina hasta que este todo bien mezclado y a continuación trituramos con la túrmix hasta que no veamos ningún grumito de las coberturas.

Pasamos la mezcla a cualquier recipiente de cristal y tapamos con film a contacto. Dejamos en nevera 12 horas o toda la noche para que enfríe bien.

Al día siguiente sacamos de la nevera la mezcla, la echamos en un bol y con unas varillas eléctricas montamos la trufa con cuidado de que no se corte.










Montaje tarta

Cortamos el bizcocho con cuidado en 4 o 3 discos.

Echamos una capa fina de trufa sobre la superficie del bizcocho y encima la mermelada de frutos rojos, alisamos bien y colocamos encima otro disco de bizcocho. Hacemos el mismo proceso con los demás discos hasta finalizar.

Recubrimos toda la tarta con la trufa, empezamos por arriba y luego por los bordes, alisando bien con una espátula y teniendo mucha paciencia, jajaja!

Decoramos al gusto, yo le puse frambuesa liofilizadas y con la trufa que me sobro hice esta decoración tan bonita con una boquilla de estrella abierta.











Que os decía?? Una autentica m-a-r-a-v-i-l-l-a 💜, o no??

Muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el proximo post!
Un beso 😘



miércoles, 12 de febrero de 2020

Cupcakes Red Velvet 2.0 para San Valentin








Hola!!!

Aqui estoy de vuelta con otra propuesta para San Valentin 💘. Y claro es que el red velvet no podia faltar y como son mis cupcakes favoritos he decidido resubir la receta pero mejorada, he mejorado la crema que sin duda es lo mas importante de este cupcake 😏.

Sigo con la receta del libro de Alma Obregón Objetivo: Cupcake Perfecto, siempre sera mi receta favorita de preparar y es la que siempre hago y nunca me falla.

Así que sin mas dilación... os dejo con la receta 😄.









Ingredientes
(para 24 cupcakes)

250 ml de leche
2 cucharaditas de zumo de limón
300 gr de harina
2 cucharada rasa de cacao en polvo sin azúcar
120 ml de aceite suave
320 gr de azúcar
2 huevo M
2 cucharadita de extracto de vainilla
1 cucharadita de bicarbonato de soda
2 cucharadita de vinagre blanco
2 cucharadita de colorante en pasta rojo 


Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y preparamos nuestro molde con las cápsulas deseadas. 

Ponemos la leche en un vaso con en zumo de limón y dejamos reposar 10 minutos. 

Tamizamos la harina con el cacao y reservamos.

En u  bol batimos el azúcar con el aceite hasta que se integran. Sin dejar de batir añadimos los huevos, uno a uno, y el extracto de vainilla.A continuación, añadimos la mitad de la harina con el cacao y la mitad de la leche de antes y mezclamos. Seguidamente incorporamos el resto de la harina y la leche y seguimos mezclando. Cuando la mezcla sea homogénea. en un vasito mezclamos el bicarbonato de soda con el vinagre y cuando burbujee lo añadimos a la mezcla anterior. Finalmente agregamos el colorante rojo y mezclamos hasta obtener el color deseado. 

Repartimos la masa en las cápsulas con ayuda de una cuchara de helado y llenamos cada capsula ⅔ de su capacidad. 

Horneamos a 180ºC 20 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio. 

Una vez horneados, sacamos del horno y dejamos reposar 5 minutos dentro del molde, luego, los pasamos a una rejilla para que enfríen por completo.














Buttercream de queso

250 gr de mantequilla ablandada
500 gr de azúcar glacé
350 gr de philadelphia

Echamos la mantequilla en nuestro bol y el azúcar glacé tamizado. Mezclamos con la pala hasta obtener una crema blanca (5 - 7 minutos aprox. a velocidad alta).

Cuando lo tengamos, añadimos el queso philadelphia y empezamos a mezclar, primero, a velocidad baja y iremos subiendo la intensidad hasta obtener una crema muy sedosa. Cuanto mas batáis mas cremosa y buena quedara.

Echamos la crema dentro de una manga pastelera con una boquilla de estrella abierta y con cariño iremos decorando nuestros cupcakes de fuera hacia dentro. La crema da para los 24 cupcakes que se han horneado pero si os parecen demasiados podéis hacer la mitad de la receta😊.

Decoramos con unos sprinkles y listos para ser devorados! 😋













Muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el proximo post!
Un beso 💜




domingo, 2 de febrero de 2020

Corazón de brioche para San Valentín







Aunque mas que un corazón me ha salido una patata corazón... 😂😂😂😂. Pero oye que tampoco es feo, no? De los fallos se aprende y creo que tenia que haber estirado mas los churros para formar las trenzas 😅, para la próxima vez ya lo sabre, aunque esta patata corazón me gusta de todos modos jajaja!

Hola!! Que ni había saludado, he ido directa al grano 🙆...

Empezamos así de bien febrero oye!

Hoy os traigo la primera receta para San Valentín 😍. Un brioche clásico francés con prefermento y relleno de nata que es un autentico pecado capital. 
La receta original que he utilizado es del blog de maria lunarillos y la masa me ha encantado!

Empezamos? 😁







Para el prefermento


100 g de harina de fuerza
100 g de leche entera

2 g de levadura seca de panadería (o 6 g de levadura fresca)

Mezclamos los ingredientes del prefermento en un bol, tapamos con papel film y dejamos fermentar 3 horas o toda la noche dentro de la nevera.









Para la masa

El prefermento 

400 g de harina de fuerza
5 g de sal

50 g de azúcar
Ralladura de 1 limón (la original no lleva)
4 huevos M
20 g de leche

110 g de mantequilla ablandada


Sacamos el prefermento de la nevera, en el caso de que haya estado toda la noche, y dejamos 1 hora para que se ponga a temperatura.

Echamos el prefermento dentro de nuestro bol, añadimos la harina de fuerza, la sal, el azúcar, la ralladura de limón, los huevos y la leche. Empezamos a mezclar con el gancho hasta obtener una masa firme, aproximadamente 10 minutos de amasado.

A continuación, vamos echando la mantequilla poco a poco hasta que se absorba y seguimos amasando entre 10 y 15 minutos mas. Cuando obtengamos una masa lisa y elástica (que haga tela) ya la tendemos lista.

Sacamos la masa del bol, hacemos una bola y la colocamos en otro molde engrasado. Tapamos con papel film y dejamos fermentar hasta que doble su volumen (a mi me tardo 2 horas).










Cuando la masa esté fermentada la pasamos a la encimera y la desgasamos bien apretando con las manos. La dividimos en tres partes de igual peso y modelamos cada porción de masa en forma de cilindro. Estiramos cada masa hasta obtener una longitud de 1 metro como mínimo.

Para hacer la trenza ponemos los tres cabos uno junto al otro y apretamos los extremos de un lado entre sí para que se sujeten. Espolvoreamos algo de harina sobre los cabos y hacemos una trenza normal de tres cabos. Cuando la tengamos volvemos a apretar los tres cabos uno sobre otro en el extremo final para cerrarla.

Colocamos un papel de hornear sobre una bandeja de horno y ponemos la trenza sobre él haciendo una V con el pico mirando hacia nosotros. Seguidamente doblamos los dos extremos sobre sí mismos para hacer la forma del corazón. Unimos los dos extremos como podamos, tener paciencia porque parece fácil pero no... creerme 😅.

Tapamos con papel film y dejamos fermentar hasta que doble su volumen (1 hora).









Cuando la masa haya levado, precalentamos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo, pintamos la masa con huevo batido y horneamos 30 minutos o hasta que este bien dorada. A mi me tardo 25 minutos pero cada horno es un mundo...

Sacamos del horno y con mucho cuidado lo trasladamos a una rejilla para que enfríe del todo. Una vez fría tenéis dos opciones, comerla tal cual o montar nata (como servidora) y rellenar para que sea aun mas goloso! 😍















Muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el próximo post!

Un beso 💜




viernes, 20 de diciembre de 2019

Cupcakes navideños de Jengibre








Hola!!!

Seguimos con mas recetas navideñas, y creo que sera la penultima.., pero bueno no pasa nada! 

Hoy os traigo la receta de estos cupcakes mega esponjosos de jengibre que son 😍. A quien le guste mucho el jengibre, estos cupcakes te conquistaran el corazón! La receta original es de Alma y como era de esperar, SON UNA MARAVILLA!!

Lo que mas me puede gustar de un cupcakes es el equilibrio entre su esponjosidad con una crema muy suave y nada empalagosa y estos cupcakes lo cumplen, sisi! 

Bueno espero que os guste la receta y los preparéis 😃.








Para la masa
(receta original de objetivo cupcake)

2 huevos M
120 gr de azúcar moreno (en mi caso fue panela)
100 ml de aceite de girasol
115 ml de leche
20 ml de miel
120 gr de harina
1'5 cucharaditas de levadura química
2'5 cucharaditas de jengibre en polvo
1 cucharadita de canela en polvo
1 pizca de nuez moscada en polvo


Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y preparamos nuestra bandeja de cupcakes con las cápsulas deseadas. Reservamos.

Batimos los huevos junto con el azúcar, añadimos el aceite y la leche y seguimos batiendo. Incorporamos la miel y batimos un poco mas.

Tamizamos todos los secos (harina, levadura química y las especias). Echamos todos los secos a la mezcla anterior y batimos hasta que este todo bien integrado en la masa.

Repartimos la masa en las cápsulas con ayuda de una cuchara de helado y llenamos cada capsula ⅔ de su capacidad. 

Horneamos 22 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio. Una vez horneados, sacamos del horno y dejamos reposar 5 minutos dentro del molde, luego los pasamos a una rejilla para que enfríen por completo.













Para la buttercream de queso con jengibre

300 gr de azúcar glacé
125 gr de mantequilla a temperatura ambiente (blandita)
125 gr de queso crema (philadelphia)
3 cucharaditas de jengibre en polvo
1'5 cucharadita de canela en polvo
1 pizca de nuez moscada en polvo


Batimos (con la pala) la mantequilla junto con el azúcar glacé y las especias (tamizado antes) a maxima velocidad 7 minutos. Cuando la mezcla ya se haya aclarado y este esponjosa, añadimos el queso crema y batimos de nuevo 3 minutos mas hasta que veamos que la mezcla esta bien homogénea y sedosa. 

Metemos la crema dentro de una manga pastelera con una boquilla de estrella abierta y decoramos nuestros cupcakes. Para darles un toque mas navideño, los he coronado con unos bombones especiales para estas fiestas.













Muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos el año que viene con mas recetas! 
Felices fiestas y que os vaya todo igual de bien!
Un beso 💜