martes, 12 de junio de 2018

Cupcakes de Oreo







Buenas tardes!!!

Hoy, en esta tarde lluviosa ☔, os traigo la receta de estos Cupcakes de Oreo que son una m-a-r-a-v-i-l-l-a! La receta original es de Mirta del blog Dulce Sentimiento, un blog que me encanta y ella es fantástica 😊 .

Son super esponjosos, la buttercream tiene un sabor bastante intenso a oreo y la verdad son una delicia 💜 . Si te gustan tanto las oreos como a mi ya estas tardando en preparar una tanda 💪 muahahaha!

Os dejo con la recete y espero que os guste ✌.








Para la masa
(para unos 12 cupcakes)

120 ml de leche entera
1 cucharada de vinagre blanco o zumo de limón
100 gr de mantequilla blanda
100 gr de azúcar moreno (la original lleva blanco)
2 huevos M
1 cucharadita de extracto de vainilla
120 gr de harina
2 cucharadas de cacao en polvo puro
4 cucharaditas de levadura química
12 galletas oreo


Primero de todo haremos la buttermilk y para ello echamos en la leche la cucharada de vinagre o zumo de limón (recomiendo el vinagre) y dejamos reposar 15 minutos sin remover ni nada.

Seguidamente trituramos las 12 galletas oreo hasta obtener un polvo de ellas. Si no tenéis trituradora podéis rallarlas con un rallador de queso. Reservamos.

Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y preparamos nuestro molde para cupcakes con las cápsulas deseadas, reservamos.

Batimos la mantequilla junto con el azúcar utilizando la pala de nuestra maquina. Seguidamente añadimos los huevos uno a uno y la esencia de vainilla y mezclamos hasta que este todo bien integrado.

Tamizamos la harina junto con el cacao y la levadura química y lo añadimos a la masa junto con el polvo de las galletas reservado de antes. Batimos un par de minutos mas o hasta que la harina este bien integrada.

Añadimos la buttermilk y seguimos batiendo a velocidad baja hasta que este totalmente integrada en la masa.








Repartimos la masa por las cápsulas llenando solo 2/3 de su capacidad y horneamos a 180ºC unos 20 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.

Una vez fuera del horno, dejamos reposar 5 minutos dentro del molde y luego los trasladamos a una rejilla para que enfríen por completo.








Para la buttercream de queso y oreos

150 gr de mantequilla pomada
300 gr de azúcar glacé
100 gr queso philadelphia
1 cucharadita de extracto de vainilla
12 galletas oreo 

Primero de todo trituraremos las galletas oreo como antes y reservamos. Es importante que queden bien trituradas y en polvo porque sino a la hora de decorar si hay algún trozo gordo se atascara en la boquilla.

Batimos a velocidad baja-media la mantequilla junto con el azúcar glacé tamizado 5 minutos o hasta que la masa quede blanca. Seguidamente añadimos el queso junto con el extracto de vainilla y batimos a velocidad media-alta otros 5 minutos mas. Finalmente incorporamos las oreo trituradas y mezclamos un par de minutos mas para que se repartan bien por toda la crema.








Decoración

Cupcakes
Buttercream de queso y oreos
Manga pastelera 
Boquilla de estrella abierta
12 Mini oreos 


Metemos la buttercream en una manga pastelera con una boquilla de estrella abierta o la que queráis y decoramos cada cupcakes con ella empezando desde el borde del cupcakes hasta el centro. Coronamos cada cupcake con una mini oreo y listos! 😍😁













Espero que os hayan gustado, muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el proximo post!
Un beso 💜





miércoles, 30 de mayo de 2018

Cookies veganas de chocolate y plátano deshidratado






Hello! 😄

Esta semana os traigo una receta vegana y además saludable que se que a muchos de vosotros os va a enamorar!

Estas cookies son una delicia y ademas el toque del plátano deshidratado es increíble 😍 si aún no lo has probado ya estas tardando! Además podéis adaptar la receta con otra harina sin gluten y entonces tendréis unas cookies veganas, saludables y aptas para celiacos 💪.

Molan o no? Pues aquí os dejo con la receta 😋.








Para la masa

200 gr de harina de espelta (o la queráis)
80 gr de almendra en polvo
80 gr de anacardos
80 gr de panela
1 cucharadita de levadura química
1/2 cucharadita de sal
120 ml de sirope de agave
50 ml de leche de almendras o cualquier leche vegetal
100 gr de chips de chocolate negro 70%
50 gr de plátano deshidratado








Trituramos los anacardos hasta obtener polvo. En un bol mezclamos la harina con la almendra en polvo, los anacardos en polvo, el azúcar, la levadura y la sal.

Incorporamos a esa mezcla la leche y el sirope de agave y mezclamos.

Añadimos las chips de chocolate y el plátano deshidratado, cortado en trocitos pequeños, y mezclamos hasta que se repartan bien por la masa. Si la masa es muy pegajosa podéis echar un poco mas de harina pero sin pasarse.

Sacamos la masa del bol y filmamos con papel film. Reservamos en nevera 3 horas o mejor toda la noche.








Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y preparamos un par de bandejas de horno con papel sulfurizado.

Formamos bolas no muy grandes con la masa, las depositamos sobre la bandeja dejando 3 cm de separación entre ellas y con la mano aplastamos ligeramente cada bola.

Horneamos a 180ºC unos 12 minutos o hasta que los bordes esten ligeramente dorados.

Una vez fuera del horno, las dejamos reposar en la bandeja 10 minutos y seguidamente las trasladamos a una rejilla para que enfríen por completo.








Podeis guardarlas 2 semanas en cualquier caja de lata y seguirán estando tan buenas como el primero día!






Muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el proximo post!
Un beso 💜






lunes, 7 de mayo de 2018

Brownie de Ferrero Rocher





Hello!! 😊

Empezamos la semana con el reto de este mes de Cocinando Sabores 🙌 y sinceramente no me lo podía perder para nada!

Este mes había que prepara un señor Brownie y con lo que me gusta a mi preparar uno y luego comerlo... ¡AY! Es que creo que es el mejor Brownie del mundo, si, si, si, DE FERRERO ROCHER!!!! 😍😍😍😍

Habéis leido bien, sí...

F-E-R-R-E-R-O  R-O-C-H-E-R! AAAARRRGGGG 😍

Y ya que estaba lo he hecho aun mas chocolateado decorando toda la superficie con una ganache y bombones ferrero a porrón troceados!

Espero que os guste y POR DIOS preparar uno YA!!!

😉














Para la masa
(molde cuadrado 20 x 20 cm)

65 gr de mantequilla
200 gr de chocolate negro
3 huevos enteros mas 2 yemas
1 vaina de vainilla
165 gr de azúcar moreno
3 cucharadas de harina
1 cucharadita de levadura (opcional)
1 cucharada de cacao en polvo puro
1 pizca de sal
16 Ferrero Rocher








Precalentar el horno a 180ºC  con calor arriba y abajo y engrasamos nuestro molde con mantequilla o lo forramos con papel sulfurizado. Tamizamos la harina junto con la levadura, el cacao en polvo y la sal. Reservamos.

Derretimos, al baño maria, la mantequilla y el chocolate hasta que este todo derretido. Reservamos.

Partimos por la mitad la vaina de vainilla y raspando con un puntilla sacamos la pulpa. Reservamos.

En un bol grande echamos los 3 huevos mas las 2 yemas y la pulpa de vainilla. Batimos con unas varillas eléctricas hasta que veamos que la mezcla se pone de un color claro y haya aumentado su volumen. 

Añadimos el azúcar moreno en dos veces y batimos un par de minutos mas.

Echamos el chocolate fundido por un lado del bol y la mezcla de harina reservada de antes y con una lengua de cocina iremos mezclando todo con movimientos envolventes para que no se bajen los huevos.












Una vez tengamos una masa homogénea, echamos un poco de la mezcla en la base del molde y colocamos encima 9 Ferrero Rocher enteros. Echamos el resto de la masa para que cubra bien todos los bombones y horneamos a 180ºC unos 30 minutos. Si os gusta mas hecho dejarlo unos 10 minutos mas.

Una vez listo lo dejamos templar un poco antes de degustar. Comerlo templado con una bola de helado de vainilla es lo mejor que hay en el mundo!!!







Si lo queréis mas chocolateado podéis preparar una ganache (150 ml de nata + 150 gr de chocolate negro troceado) y decorar toda la superficie con ella y Ferreros Rochers troceados.











Muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el próximo post!
Un beso 💜




lunes, 9 de abril de 2018

Cupcakes de Snickers 2.0







(modo: emoción de tia loca por unos cupcakes ON)

Buenos diaaaas!!!!!! 😄😄😄

Empezamos la semana con un receton! Si, si, siiiii! ES QUE ME TIENEN ENAMORADA!!!! 😍

Aún recuerdo la primera receta que publique de estos cupcakes y sin duda era brutal, peeeeero esta receta de Quiero Cupcakes ES LA RELECHE DE BUENA!!!! 😍😍😍😍😍

El sabor a Snicker esta super conseguido, el bizcocho queda muy jugoso, la crema de cacahuete tiene un sabor muy suave y nada empalagosa al paladar y el relleno ES UNA MALDITA MARAVILLA!!!!!! 😍😍😍

¡¡¡¡¡AY PAM QUE COSA MAS BUENA HIJA MIA!!!!!

Os lo juro son los mejores cupcakes del mundo y mas os vale prepararlos una vez en vuestra vida sino os arrepentiréis y mucho ¡¡DE VERDAD!! 😂😂😂💜

(modo: emoción de tia loca por unos cupcakes OFF)

Espero que os guste y si tenéis alguna duda sobre algún paso podéis ir directamente al canal de youtube de Pam que ella lo explica muy bien!








Para la masa

80 gr de mantequilla a temperatura ambiente
40 gr de mantequilla de cacahuete
180 gr de azúcar moreno
2 huevos L
1 cucharadita de extracto de vainilla
140 gr de harina 
40 gr de cacao en polvo puro
7 gr de levadura royal
1 pizca de sal
160 ml de leche entera
200 gr de Snickers troceados 








Primero de todo, precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y preparamos nuestro molde para cupcakes con las cápsulas deseadas y reservamos.

En el bol de nuestra maquina echamos la mantequilla, la mantequilla de cacahuete y el azúcar moreno y batimos, con la pala, a velocidad media unos 5 minutos o hasta que este todo completamente integrado. 

Seguidamente añadimos los huevos, uno a uno y previamente batidos para facilitar la mezcla, y luego añadimos el extracto de vainilla.

Tamizamos la harina con el cacao y la levadura y lo echamos al bol junto con la pizca de sal. Batimos a velocidad baja hasta que no haya restos de harina. Seguidamente echamos la leche poco a poco y sin dejar de batir hasta obtener una masa homogénea.

Finalmente echamos a la masa los Snickers troceados y mezclamos con movimientos envolventes ayudándonos con una lengua de cocina.

Llenamos 2/3 cada cápsula con la masa (cuidado con no pasarse porque pueden reventar dentro del horno por exceso de masa) y horneamos a 180º C unos 22 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.

Un vez transcurrido el tiempo, los sacamos del horno, los dejamos 5 minutos en la bandeja y seguidamente los pasamos a una rejilla para que enfríen por completo.








Para la buttercream de cacahuete

150 gr de mantequilla a temperatura ambiente
150 gr de mantequilla de cacahuete
200 gr de azúcar glacé
60 ml de nata 35% m.g

En el bol de nuestra maquina echamos la mantequilla y la mantequilla de cacahuete y mezclamos a velocidad media-alta unos 5 minutos o hasta que estén ambas mantequillas integradas por completo.

Tamizamos el azúcar glacé sobre el bol, removemos un poco a mano para que no salga volando luego y seguidamente empezamos a mezclar a la misma velocidad de antes (media-alta) otros 5 minutos mas.

Finalmente y sin parar de batir, añadimos la nata bien fria de la nevera poco a poco y mezclamos 1 minutos mas.

Reservamos.












Para el merengue de miel y cacahuete

2 claras de huevo L (80 gr)
80 gr de miel
100 gr de azúcar blanco
80 gr de cacahuetes tostados sin sal y triturados

Empezamos montando las claras a punto de nieve en nuestra maquina o con unas varillas eléctricas y reservamos.

En un cazo echamos la miel y el azúcar y llevamos al fuego hasta que hierva. Encendemos la maquina y vamos echando el almíbar poco a poco y sin dejar de batir a velocidad alta. Batimos hasta que este completamente frío el merengue, tardara unos 10 minutos aproximadamente.

Una vez frio, echamos los cacahuetes troceados y con una lengua de cocina mezclamos con movimientos envolventes hasta que estén bien repartidos por todo el merengue.








Decoración

Merengue de miel y cacahuete
Buttercream de cacahuete
Snickers (opcional)

Metemos el merengue en una manga pastelera con una boquilla redonda grande y en el centro del cupcake ponemos un poco creando una montañita. Seguidamente, metemos la buttercream en otra manga pastelera con una boquilla de estrella abierta y rodeamos todo el merengue con ella. Finalmente decoramos con un trozo de snicker y listos!

SON UNA MARAVILLA!! O NO??







Espero que os hayan gustado, muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el próximo post!
Un beso 💜




jueves, 29 de marzo de 2018

Hot Cross Buns (Bollos de Viernes Santo)






Hello a todo el mundo! 😁

Hoy os traigo otra receta para semana santa de la cual seguramente habéis oido hablar de ella. Los Hot Cross Buns son unos bollos/panecillos procedentes de Inglaterra y los suelen consumir tradicionalmente el Viernes Santo (osea mañana hahaha).

Se caracterizan por ser un panecillo muy especiado con pasas y con una cruz de decoración en la parte superior que se cree que representa la crucifixión. 

La receta que he elegido es de Eva del blog Bake-street y es una maravilla! Confieso que la fermentación es bastante lenta después de leer y ver mas recetas ajenas pero sinceramente merece la pena hacerla. Quedan unos panecillos brutales tanto en sabor como en aspecto, he modificado un poco su receta a mi gusto pero aún así es espectacular. Como no me gustan las pasas decidí poner arándanos rojos secos que son un maravilla y también he añadido mas especies a la masa porque me encanta comer algo y notar todos esos sabores en el paladar.

Así que si mas dilación aquí os dejo con la receta, disfrutarla! 😀








Para la masa
(receta original de Bake-street)

500 gr de harina de fuerza
4 gr de levadura seca de panadero
250 ml de leche entera
1 huevo L
1/4 cucharadita de pimienta de Jamaica
1/2 cucharadita de canela en polvo
1/2 cucharadita de jengibre en polvo
1/4 cucharadita de nuez moscada en polvo
10 gr de sal
76 gr de azúcar
Ralladura de 2 limones
16 gr de miel
40 gr de mantequilla a temperatura ambiente
80 gr de arándanos rojos secos (o pasas en su defecto)








En el bol de nuestra maquina echamos la harina junto con la levadura seca, la leche, el huevo previamente batido, la sal y las especies. Comenzamos a amasar con el gancho a velocidad 1 hasta obtener una mezcla homogénea.

Incorporamos la miel y volvemos a amasar. Una vez integrada, añadimos el azúcar y la ralladura de los dos limones y volvemos a amasar hasta obtener una masa lisa.

Empezamos a añadir la mantequilla poco a poco dejando que la propia masa la absorba bien antes de seguir echando mas mantequilla. Amasamos hasta obtener una masa elástica o hasta obtener un desarrollo del gluten completo.

Finalmente añadimos los arándanos secos y volvemos a amasar para que se distribuyan bien por toda la masa.

Engrasamos un bol grande y ponemos la masa dentro. Tapamos con film y dejamos levar hasta que doble su volumen (a mi me tardo 4 horas).

Una vez haya fermentado, sacamos la masa del bol y la colocamos sobre la encimera. Dividimos la masa en porciones de 61 gr, boleamos cada porción y tapamos con un paño para que reposen unos 15 minutos.







Transcurridos los 15 minutos, volvemos a bolear cada porción y colocamos sobre una bandeja de horno, previamente preparada con papel sulfurizado, dejando 3 cm de separación entre cada pieza.
Pulverizamos con agua, tapamos con film y dejamos fermentar hasta que dupliquen su tamaño, en mi caso tardaron 3 horas dentro del horno con una temperatura de 23ºC. Si queréis fermentarlos a temperatura ambiente tardaran entre 5 y 6 horas aproximadamente.




Para la crema de las cruz

64 gr de harina floja tamizada
60 ml de leche entera
33 gr de azúcar
33 gr de mantequilla a temperatura ambiente
1/2 cucharadita de extracto de vainilla

Echamos todos los ingredientes a un bol y mezclamos con unas varillas hasta obtener una crema homogénea. Si veis que le falta un poco de leche echarle, a mi me paso y le puse un poco mas ya que la receta original solo lleva 34 ml.

Metemos dentro de una manga pastelera y reservamos.








Horneado

1 huevo batido
Almíbar (50 ml agua + 50 gr de azúcar)


Precalentamos el horno a 190ºC con calor arriba y abajo.

Pintamos la masa con el huevo batido, dibujamos las cruces con la crema reservada de antes (no he utilizado boquilla porque no tenia ninguna pequeña así que lo que hice es cortar la punta de la manga sin que fuera muy grande) y horneamos a media altura unos 18 - 20 minutos o hasta que estén ligeramente dorados. 

Sacamos del horno, los colocamos sobre una rejilla y pincelamos con el almíbar previamente caliente. Dejamos enfriar por completo.

A la hora de consumir os recomiendo abrirlos por la mitad y untarlos de mantequilla con mermelada o crema de cacao, son deliciosos y si te descuidas te acabas comiendo 3 sin querer!

Para conservarlos los podéis guardar en una bolsa tipo zip y aguantaran perfectamente 2 - 3 días.











Espero que os hayan gustado, muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el próximo post!

Un beso 💜







miércoles, 21 de marzo de 2018

Rosquillas de anís






Hello!! 😄

Tenemos Semana Santa a la vuelta de la esquina y esta vez os traigo un dulce típico para estas fechas, unos señoras rosquillas de anís que están para chuparse los dedos!

Tengo varias recetas pero me he decantado por la de Maria Lunarillos por probar a ver que tal y de verdad son brutales 😍 tanto en sabor como en textura.

Y nada mas aquí os dejo con la receta, espero que os guste 😊.








Para la masa (para unas 30 rosquillas)
(receta original de Maria Lunarillos)

1 Huevo
100 gr de azúcar
Una pizca de sal
125 gr de leche entera
50 ml de aceite de oliva suave
30 ml de anís dulce
Ralladura de medio limón
400 gr de harina de repostería
8 gr de levadura química

Aceite para freír
Azúcar para rebozar








En el bol de nuestra maquina echamos los huevos con el azúcar y la pizca de sal y montamos con unas varillas hasta que blanqueen.

En una jarra (o cualquier recipiente) echamos el aceite, el anís y la leche. Mezclamos y añadimos el liquido a los huevos blanqueados poco a poco y a velocidad baja.

Tamizamos la harina junto con la levadura, rallamos la piel del limón encima con un rallador y echamos la mitad de la harina a la mezcla anterior mezclando con el gancho si es que lo hacéis en maquina. Finalmente añadimos el resto de harina y seguimos mezclando con el gancho hasta obtener una masa blandita y que no se pegue mucho en los dedos. Si hace falta ajustamos con mas harina.

Dejamos reposar la masa 10 minutos tapada con un paño.








Transcurrido el tiempo, cogemos porciones pequeñas de masa y con las manos hacemos un churro. Unimos los extremos y vamos dejando las rosquillas sobre la encimera enharinada o sobre un trozo de papel de horno.

En una olla echamos abundante aceite de oliva suave y calentamos hasta que alcance los 170ºC. Freímos las rosquillas de dos en dos, ya que se inflan, por los dos lados hasta que estén doradas. Las sacamos, las depositamos sobre papel absorbente para que absorba el aceite y seguidamente las rebozamos por azúcar. Las vamos dejando sobre una fuente grande forrada con papel absorbente para que enfrían por completo.

Una vez frías las podéis guardar en una caja metálica ya que aguantan bastantes días.












Espero que os haya gustado, muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el próximo post!

Un beso 💜




lunes, 12 de marzo de 2018

Skolebrød o Skoleboller (Bollos noruegos de crema y cardamomo)






Buenos dias! 😁

Empezamos la semana con estos bollos noruegos que son mágicos, en serio, M-Á-G-I-C-O-S!

Los Skolebrød o Skoleboller es un pastel/bollo de la gastronomía Noruega y es muy popular entre los niños, su traducción significa "pan dulce de la escuela".

La masa es una maravilla y su principal ingrediente es el cardamomo, una especie muy utilizada allí, la cual le da un aroma al bollo que es increíble. Se rellena de una crema pastelera y luego se decora con un poco de glaseado y coco rallado.

Se os ha hecho ya la boca agua?? 😃 Yo creo que si... muahahaha

Pues aquí os dejo con la receta, disfrutarla!



Para la masa
(receta original de North wild Kitchen)

300 ml de leche entera
500 gr de harina de trigo 
75 gr de azúcar
2 cucharaditas de cardamomo molido
1/4 cucharadita de sal
8 gr de levadura seca de panadero o 25 gr de la fresca
1 huevo M
75 gr de mantequilla a temperatura ambiente


Echamos la leche dentro de un cazo y templamos al fuego, no tiene que estar exageradamente caliente mas bien templada sin que nos quememos el dedo.

En el bol de nuestra maquina echamos todos los ingredientes secos (harina, azúcar, sal, el cardamomo molido y la levadura seca, si utilizas de la fresca la desmigamos con las manos), procura que la levadura no se toque con la sal ni con el azúcar. Empezamos a mezclar con el gancho y seguidamente echamos la leche templada poco a poco y el huevo previamente batido para facilitar la mezcla.

Mezclamos unos 8 minutos a velocidad baja - media.

Transcurrido el tiempo añadimos la mantequilla poco a poco en daditos pequeños.

Añadimos ahora la mantequilla porque si la hubiéramos echado al principio la grasa que tiene hubiera ralentizado el proceso del gluten ya que podría dificultar la absorción de agua que las proteínas necesitan para formar el gluten. Ademas, al agregar la mantequilla después del primer amasado obtendremos una masa de mejor calidad, ligera y aireada.

Una vez hayas agregado toda la mantequilla, amasamos a velocidad baja - media unos 5 minutos o hasta obtener una masa lisa, un poco húmeda y elástica.

Sacamos la masa del bol, boleamos un poco sobre la encimera previamente enharinada y seguidamente la trasladamos a otro bol limpio y engrasado con un poco de harina o mantequilla. Tapamos con papel film o un trapo de cocina y dejamos levar 1 hora - 1 hora 30 min o hasta que doble su volumen.












Para la crema pastelara

250 ml de leche entera
50 gr de azúcar
1 pizca de sal
1 vaina de vainilla bourbon 
20 gr de maizena
2 yemas de huevo
20 gr de mantequilla (opcional)


Mientras fermenta la masa preparamos la crema pastelera.

De los 250 ml de leche, separa  50 ml para luego.
Echa la leche dentro de un cazo, abre la vaina de vainilla por la mitad y con una puntilla raspa para sacar la pulpa de su interior y lo echas todo dentro del cazo (la vaina tambien). Añade también el azúcar y la pizca de sal. Pon el cazo al fuego a calentar pero sin que llegue a hervir, osea, tienes que vigilar que solo esté caliente.

En un bol a parte mezcla con unas varillas la leche guardada de antes con la maizena para que se disuelva bien. Echa las yemas y vuelve a mezclar.

Retira de la leche caliente la vaina de vainilla y echa la mezcla de maizena sobre la leche caliente, poco a poco, sin dejar de mezclar con las varillas hasta que espese y hierva. Retira del fuego y seguidamente echa la mantequilla, mezcla hasta que se funda por completo.

Pasa la crema a un recipiente resistente al calor y grande (yo siempre la dejo enfriar en un tupper de cristal), tapa a contacto con papel film (que toque la crema) para evitar que se forme una costra y deja enfriar. Yo lo que suelo hacer para que enfríe más rápido es meter el tupper en otro recipiente con un poco de agua fría y hielos.








Una vez haya levado la masa, la sacas del bol y amasa un poco con las manos. Coge porciones de 65 gr cada una (así serán todas del mismo tamaño), bolea hasta obtener una bola y coloca cada porción de masa sobre una bandeja con papel de horno dejando una buena separación porque luego crecerán.








Tapa con un paño húmedo y deja levar unos 30 minutos - 1 hora o hasta que doblen su volumen.

Transcurrido el tiempo, precalienta el horno a 200ºC con calor arriba y abajo.

Haz un agujero en el centro de cada bola ayudándote con una maja del mortero y luego presionando un poco con las yemas de tus dedos. Rellena cada hoyo con crema pastelera y pincela la masa con huevo batido. 








Cuando estén todos mete en el horno la bandeja y hornea a 200ºC unos 12 minutos o hasta que estén ligeramente dorados.

Una vez horneados, deja enfriar por completo sobre una rejilla.












Para el glaseado y decoración

1 taza de azúcar glacé
3 cucharadas de agua
Coco rallado

Mezcla el azúcar glacé con el agua hasta obtener una glasa semi espesa.

Cuando estén fríos los bollos, pincela la parte donde no hay crema con la glasa y seguidamente rebozalos en el coco rallado y... listos!

Aconsejo deborarlos el mismo dia ya que al dia siguiente no estarán igual.










Espero que os haya gustado, muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el próximo post!

Un beso 💜