jueves, 5 de diciembre de 2019

Gingerbread Man (Hombrecillo de jengibre)







Hello a todos!!!

Seguimos con mas recetas navideñas. Esta semana os traigo las clásicas gingerbread man, o lo que es lo mismo, galletas de jengibre en forma de hombrecillo tan clásicas y famosas para estas fechas. Lo que mas me gusta de estas galletas es la decoración de glasa que llevan. Me relaja muchísimo decorar galletas y con estas, no os exagero, estuve 4 horas!! Siiii, 4 horas!! Bueno también he de confesar que hice doble receta y salieron 40 galletas... hahaha!

Total.

Que espero que os gusten mucho y las hagas en casa, seguro que los mas peques se lo pasarían bomba!

Os dejo con la receta y ya sabéis, cualquier duda me la dejas escrita abajo 😊.




Para la masa
(para 20 galletas)

400 gr de harina
2 cucharaditas de jengibre en polvo
1 cucharadita de canela en polvo
1/4 cucharadita de clavo en polvo
1/4 cucharadita de nuez moscada en polvo
1 pizca de sal
120 gr de mantequilla a temperatura ambiente
120 gr de panela (o azúcar moreno en su defecto)
1 huevo L
120 gr de miel 


Primero de todo tamizamos la harina junto con el jengibre, la canela, el clavo de olor y la nuez moscada. Añadimos la pizca de sal y removemos un poco con una cuchara de madera, reservamos.

En el bol de nuestra maquina echamos la mantequilla junto con el azúcar y batimos, con la pala, unos 5 minutos a velocidad media - alta hasta obtener una mezcla cremosa. Añadimos el huevo previamente batido y mezclamos 1 minutos mas con la misma velocidad.

Bajamos la velocidad a velocidad media y añadimos una buena cucharada de la mezcla de harina tamizada y toda la miel, en mi caso, y batimos hasta que este todo bien integrado.

Seguidamente, bajamos la velocidad a velocidad mínima y vamos añadiendo la mezcla de harina poco a poco. Cuando veamos que ya no hay restos de harina en la masa, paramos la maquina y la sacamos del bol. Veréis que no se pega para nada en las manos.

Dividimos la masa en dos partes y las estiramos con un rodillo sobre dos papeles de horno dejando un grosor de 4 cm. Congelamos 15 minutos para que se ponga dura y podamos trabajar mejor con ella luego.

Una vez lo tengamos, sacamos la masa del congelador, despegamos ambas caras del papel de horno y empezamos a cortar los hombrecillos con un cortador. Vamos depositando cada pieza sobre una bandeja de horno previamente forrada con papel de horno, dejamos una separación entre ellas para evitar que se peguen en el proceso de horneado.

Horneamos a 180ºC, con calor arriba y abajo, 14 minutos o hasta que los bordes esten ligeramente dorados. 

Sacamos, dejamos reposar 5 minutos en la bandeja y seguidamente enfriamos por completo sobre una rejilla.








Para la glasa
(receta original de Quiero Cupcakes)

350 gr de azúcar glass
50 ml de agua
10 gr de albúmina (o polvo de merengue)

Mezclamos el azúcar glass con la albúmina hasta que esta este completamente integrada en el azúcar. Añadimos el agua y mezclamos con unas varillas hasta que no tengamos ningún grumo y obtengamos una grasa brillante y lisa. Hay que batir 7 - 8 minutos y veréis como cada vez la glasa es mas blanca y brillante.








Una vez lista decoramos las galletas al gusto. Podemos teñir la glasa pero es importante que los colorantes sean en gel ya que si son líquidos cambiaran la textura de la glasa.

Otra opción para decorar las galletas, si te da pereza o miedo hacer tu la glasa, es probar con los polvos preparados de glasa real. Queda igual de bien y yo lo recomiendo a todas aquellas personas que se inician en ello para poder practicar.










No me digáis que no son adorables? Da hasta pena comerse una!!





Muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el proximo post!

Un beso 💜


miércoles, 20 de noviembre de 2019

Raffaello Cupcakes









Hola!!

A partir de hoy todas las recetas que publicare serán navideñas, sisi, que luego me pilla el toro y de todo lo que tenia pensado no hago ni la mitad... y mas trabajando en la partida de pastelería de un hotel, lo que es tener vida y tiempo, sobretodo tiempo, en estas fechas no existe para mi! Es lo que hay pero oye ¡no pasa naaaaada! porque estoy completamente segura que os van a encantar todas las recetas que ire publicando 😋😁.

Que os parecen estos cupcakes? Maravillosos, lo se, desde que los vi el año pasado en el instagram de  la chocolaterapia me entraron por lo ojos a la primera y dije "esto lo tengo que hacer para la próxima navidad" y así es! La receta es de Lidia del blog Nunca es demasiado dulce y me gusto tanto que no he modificado nada de nada, la he hecho siguiendo sus pasos y sinceramente ¡¡¡TENEIS QUE HACERLOS!!! 

Son fantasticos 😍.











Para la masa

100 gr de chocolate blanco
160 ml de leche de coco
60 gr de coco rallado
200 gr de azúcar
3 huevos M
100 ml de aceite de girasol
200 gr de harina
1 cucharadita y media de levadura química
100 gr de almendra troceada


Primero de todo, precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y preparamos nuestro molde para cupcakes con las cápsulas. Reservamos.

Fundimos el chocolate blanco al baño maria, o en el microondas con tandas cortas, y reservamos.

Mezclamos la leche de coco con el coco rallado para que se vaya hidratando. Reservamos.

Batimos los huevos con el azúcar 5 minutos o hasta que doble su volumen. Añadimos el aceite y seguimos mezclando.

Tamizamos la harina junto con la levadura y echamos la masa anterior batiendo poco a poco, a baja velocidad.

Añadimos la mezcla de leche de coco con el coco rallado y el chocolate blanco fundido y mezclamos lo justo para que se integre todo bien. Por ultimo añadimos la almendra troceada y mezclamos a mano con movimientos envolventes.

Repartimos la masa por las cápsulas llenando solo ⅔ de su capacidad y horneamos a 180ºC unos 20 - 22 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.

Una vez horneados, sacamos del horno y dejamos reposar 5 minutos dentro del molde. Seguidamente los trasladamos a una rejilla para que enfríen completamente.











Para la buttercream + decoración

100 gr de chocolate blanco
250 gr de mantequilla a temperatura ambiente
250 gr de azúcar glass
1 cucharadita de extracto de vainilla
Coco rallado
Bombones Raffaello


Fundimos el chocolate blanco y dejamos enfriar un poco.

En el bol de nuestra maquina, echamos la mantequilla y el azúcar glass tamizado. Empezamos a mezclar con la pala poco a poco y iremos subiendo la velocidad hasta obtener una mezcla sedosa y blanca.

Una vez el chocolate haya enfriado, lo añadimos junto con el extracto de vainilla y seguimos mezclando unos 3 minutos mas o hasta que este todo bien integrado y obtengamos una crema sedosa.

Metamos la crema dentro de una manga pastelera con una boquilla grande de estrella abierta y decoramos cada cupcakes con ella. Echamos por encima un poco de coco rallado y finalizamos coronando cada uno con una bombón Raffaello.











Que os decía?? M-A-R-A-V-I-L-L-O-S-O-S 💜.





Muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el proximo post!

Un beso 😄


miércoles, 30 de octubre de 2019

Pan de Muerto








Hola de nuevo!!

Ay lo que me gusta a mi hacer masas, os lo juro, es lo que mas me gusta dentro del mundo de la pastelería! Y aprovechando que tenemos todos los santos a la vuelta de la esquina os traigo otra propuesta, que por cierto no tenia pensando hacer, para finalizar las recetas "terroríficas" de este año. Bueno esta de terrorífica tiene poco la verdad... pero es que no me pude resistir a ella desde que la vi en el instagram de El dulce objetivo 😀. Y después de hacerla estoy IN LOVE con la masa de este pan dulce! Es espectacular, de verdad eh, me emociono mucho lo se pero es que pffff!!!!! IN LOVE A TOPE! 💜

Y que es? Pues es un dulce típico que suelen hacer en México para celebrar el día de los muertos. Consiste en una especie de pan dulce aromatizado con azahar.

Según wikipedia 👉 El pan consiste en una pequeña esfera en el centro de la parte superior que representa un cráneo y cuatro brazos de huesos que se llaman canillas que representan huesos. Esta forma simboliza los cuatro rumbos del nahuolli o universo. 👈

Y ademas es super bonita la forma que tiene, o no? Según la receta que he seguido he hecho dos con el peso de la masa que sale pero se puede hacer perfectamente uno grande solo tendréis que tener en cuenta que el tiempo de horneado sera un poco mas. He querido hacer dos medianos por que uno lo he querido rellenar de una fantástica trufa aromatizada con naranja que esta brutal! 

Que? Os animais a preparar uno? Pues ahí os dejo con la receta 😋👇.









Para la masa
(receta original de El dulce objetivo)

170 gr de leche entera
Ralladura de piel de 1 naranja
Una cucharada de esencia de azahar
500 gr de harina de fuerza
100 gr de azúcar
1 pizca de sal
1 sobre de levadura seca de panadería (7 gr.)
3 huevos 
125 gr de mantequilla a temperatura ambiente


Primero de todo, infusionaremos la leche con la ralladura de naranja al fuego, no tiene que hervir solo que se caliente un poco. Una vez templada añadimos la esencia de azahar, tapamos y dejamos reposar de mientras.

En el bol de nuestra maquina, echamos la harina junto con el azúcar, la pizca de sal y la levadura. Mezclamos un poco y seguidamente añadimos la leche infusionada de antes. Empezamos a mezclar con el gancho a velocidad baja y vamos echando los huevos uno a uno. Seguimos amasando hasta obtener una masa densa y lisa.

Echamos poco a poco la mantequilla (cortada en daditos) y seguimos amasando hasta echarla toda por completo. Veréis que la masa se vuelve un poco complicada pero es normal! hay que tener mucha paciencia con este paso porque parece que nunca vaya a acabar pero creerme que si. Por lo menos hay que seguir amasando unos 12 - 15 minutos y PORFAVOR no echéis mas harina de mas porque no es buena idea ya que os podría quedar un pan muy duro una vez horneado. 
Sabremos que esta ya lista cuando se despegue por completo de los bordes del bol y al estirar con la mano veamos que el gluten se ha desarrollado por completo.

Una vez amasada, sacamos del bol y boleamos un poco con las manos. Engrasamos un bol, colocamos dentro la masa, tapamos con papel film y dejamos fermentar en algún lugar cálido 1 hora o hasta que duplique su volumen.









Transcurrido el tiempo, sacamos la masa con cuidado del bol y la dejamos sobre la encimera. Con los dedos desgasificamos la masa y partimos la masa en dos (haremos 2 porque una sera rellena pero se puede hacer perfectamente una con la masa entera).

De cada mitad cortaremos un tercio de masa mas o menos y la dividiremos en 3 partes iguales (es para crear la decoración que lleva en la superficie).

Boleamos la masa mas grande y la colocamos sobre una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado, cogemos 2 partes del tercio de masa y hacemos un churro largo con ambas. Con los dedos les damos forma de tal manera que obtendremos 4 bolitas unidas por el "cordon" de masa. Colocamos las dos masas en forma de cruz sobre la otra masa que hemos boleado al principio. En el centro dejaremos un hueco porque pondremos encima el otro trozo de masa que nos queda. Con un dedo presionamos un poco sobre el centro, cogemos el trozo de masa y le damos forma de bola y lo colocamos en el centro. Nos tiene que quedar una bola grande rodeada de 4 bolitas pequeñas y en la base otras 4 bolitas mas. Creo que me he explicado bien... ay! 😙 Cualquier duda me escribís abajo 😉 pero con la imagen creo que lo entenderéis bien.








Repetimos el mismo proceso con la otra masa.

Tapamos las dos masas con un paño de cocina y dejamos fermentar de nuevo hasta que doble su volumen, 1 hora aproximadamente, en algún lugar cálido.

Transcurrido este proceso, precalentamos el horno a 180ºC con ventilador (si no tenéis no pasa nada), pincelamos con mucho cuidado la masa con huevo batido (o leche) y horneamos unos 25 - 30 minutos o hasta que este doradito.

Una vez horneado, sacamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Cuando hayan enfriado, los pincelamos con mantequilla fundida y echamos por encima azúcar a porrón y... ya estaría! 

Yo he rellenado uno con una trufa infusionada con naranja y como se que queréis la receta aquí os la dejo, es muy sencilla 😁.








Trufa infusionada con naranja

300 gr de nata líquida para montar 35% M.G
Piel de una naranja
40 gr de azúcar
30 gr de cobertura con leche
60 gr de cobertura negra 70%

Colocamos las dos coberturas en un bol resistente al calor. En un cazo echamos la nata, el azúcar y la piel de la naranja, llevamos a ebullición, Cuando arranque a hervir apartamos del fuego, sacamos la piel de la naranja y volcamos sobre las coberturas. Mezclamos con una lengua de cocina hasta que este todo bien mezclado y seguidamente pasamos el líquido al vaso de nuestra túrmix. Trituramos bien hasta que no veamos ningún grumito de chocolate y pasamos la mezcla a cualquier recipiente de cristal. Tapamos con film a contacto y dejamos en nevera 12 horas o toda la noche para que enfríe bien.

Al día siguiente sacamos de la nevera la mezcla, la colocamos en un bol y con unas varillas eléctricas montamos la trufa. Echamos la trufa dentro de una manga pastelera con una boquilla grande de estrella abierta y decoramos el pan que previamente habíamos partido por la mitad. 

ES LO MAS CON LA TRUFA!!! 😍



















Espero que os haya gustado, muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos pronto!
Un beso 💜



miércoles, 23 de octubre de 2019

Brownie cementerio para Halloween








Holaaaa, holitaaa!!!

Aquí estoy de vuelta con una receta para celebrar halloween o todos los santos, yeah! A mi, como ya he dicho en varias ocasiones, me encanta halloween, el otoño, que llegue el fresquito... etc, aunque este año he recibido bastante mal el fresquito 😓 llevo unos cuantos días con un gripazo precioso... pero bueno que estoy algo mejor y NADA impedirá que siga creando dulces!

Fuera coñas...

Hoy quiero compartir con todos vosotros una receta muy fácil y divertida de hacer ; un delicioso y terrorífico brownie cementerio que estoy segura que a los peques de la casa les gustaría mucho preparar! O no??

Este es mi idea pero se puede decorar de varias maneras, ahí os dejo con vuestra imaginación y la receta 😄.

Espero que os guste 🙋.







Ingredientes

165 gr de mantequilla
200 gr de chocolate negro
3 huevos enteros mas 2 yemas
165 gr de azúcar moreno
3 cucharadas de harina
1 cucharadita de levadura
1 cucharada de cacao en polvo puro
1 pizca de sal


Precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y preparamos nuestro molde forrado con papel sulfurizado.

En un cazo derretimos la mantequilla y el chocolate a fuego lento hasta que este todo derretido. Dejamos que se temple.

En un bol grande echamos los 3 huevos mas las 2 yemas y el azúcar moreno. Batimos con unas varillas eléctricas hasta que veamos que la mezcla se pone de un color claro y a aumentado su volumen. Con esto lo que conseguiremos es darle aire a la mezcla y que nos quede un brownie jugosísimo.

Echamos el chocolate fundido por un lado del bol y con una espátula de cocina vamos mezclando con movimientos envolventes para que no se bajen los huevos.

Luego, añadimos la harina tamizada junto con la levadura, el cacao y la pizca de sal y volvemos a mezclar con movimientos envolventes hasta que este todo completamente integrado.

Echamos la mezcla en nuestro molde y horneamos a 180ºC  unos 30 - 35 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga este medio limpio.

Una vez horneado, sacamos del horno y dejamos reposar dentro del molde 15 minutos, luego lo trasladamos con mucho cuidado sober una rejilla para que enfríe por completo.













Decoración

Un paquete de mikados
Galletas oreo
Gusanos de chuche
Fantasmas de chocolate (o cualquier chocolate terrorífico)
Galletas belvita para las lapidas
Cobertura chocolate blanco
Cobertura chocolate negro


Primero de todo fundiremos las dos coberturas por separada y reservaremos.

La cobertura de chocolate blanco la echaremos dentro de un cono de papel (o una manga pastelera) y decoraremos las galletas escribiendo RIP o lo que queráis. Reservamos.

Mientras se enfría la cobertura, cubrimos los bordes del brownie con la otra cobertura negra dejando una capa fina. Vamos colocando los mikados partidos a vuestro gusto, presionamos un poco para que la cobertura haga bien su trabajo de "pegamento" y no se caigan. Dejamos enfriar (yo lo metí en nevera 10 minutos para ir mas rápido).

Trituramos las galletas oreo para crear lo que seria la tierra de nuestro cementerio. Echamos todas las galletas trituras por la base del brownie tapando bien para que no se vea nada de la superficie. Colocamos las lapidas, los gusanos y los fantasmas a nuestro gusto y listo! Ya tenemos un cementerio muy molón para sorprender a cualquiera este halloween! O no???

Da hasta pena hincarle el diente!














Muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el proximo post!
Un besado 💜


domingo, 13 de octubre de 2019

Donuts de Calabaza con masa brioche







Hola de nuevo! 👋

Después de unos cuantos meses sin publicar (el estrés del trabajo y esas cosas de la vida...) aquí estoy de vuelta con un receton de esos que ya estáis acostumbrados 😊.

Ya tenemos aquí el otoño, aunque no se note mucho en el ambiente 😔, y me encanta la calabaza sobretodo en dulces así que empezamos la semana con esta receta de donuts de calabaza que es UNA AUTENTICA MARAVILLA!!

Quedan muy suaves y con un sabor muy especial, bueno mejor dicho, un sabor muy otoñal 😋.

Venga animaros un día a prepararlos os prometo que no os arrepentiréis 💁.









Para la masa
(receta modificada de Kanela y Limón)

380 gr de harina de media fuerza (190 gr harina floja + 190 gr harina de fuerza)
6 gr de sal
60 gr de azúcar
20 gr de levadura fresca de panadero
1 huevo M
1 yema de huevo 
60 ml de leche
110 gr de puré de calabaza
80 gr de mantequilla a punto pomada (blanda)


En el bol de nuestra maquina añadimos la harina junto con la sal, el azúcar y la levadura desmenuzada. Empezamos a mezclar con el gancho, añadimos el huevo y la yema y unos minutos mas tarde empezamos a echar la leche poco a poco. Seguidamente echamos el puré de calabaza y mezclamos aproximadamente 12 minutos o hasta obtener una masa suave.

Añadimos la mantequilla poco a poco y en trocitos y seguimos amasando hasta que este totalmente integrada y la masa sea elástica.

Engrasamos un bol grande y colocamos dentro la masa. Tapamos con papel film y reservamos en nevera hasta el día siguiente.












Al dia siguiente, sacamos la masa de la nevera y la deshinchamos por completo con las manos. Espolvoreamos harina sobre la encimera y estiramos la masa dejando unos 4 cm de grosor. Cortamos con nuestro cortador de donut (si no tenéis sirve un vaso) y vamos colocando cada pieza sobre una bandeja de horno, con papel sulfurizado, dejando 2 o 3 cm de separación entre cada uno.

Tapamos con papel film para evitar que se sequen y dejamos levar entre 1 hora - 1 hora y 30 minutos, o hasta que hayan doblado su volumen.










Acabado

150 gr Azúcar blanco
1 cucharadita de canela en polvo
½ cucharadita de jengibre en polvo
1/5 cucharadita de nuez moscada en polvo

Mezclamos el azúcar junto con las especias y reservamos.

Una vez hayan levado los donuts, ponemos a calentar en una olla amplia aceite de girasol hasta que alcance los 170º (necesitareis una sonda/termómetro de cocina).

Alcanzada la temperatura empezamos a freír los donuts poco a poco, en tandas de 3 y dejando 2 minutos por cada lado.

Sacamos con una espumadera y vamos colocando cada donut sobre papel absorbente para que empape bien el exceso de aceite.

Seguidamente los rebozamos por la mezcla de azúcar especiado que hemos preparado antes, dejamos enfriar y... A DEBORAR!!!!














Muchas gracias por seguirme y leerme, nos vemos en el proximo post!
Un beso 💜




jueves, 25 de julio de 2019

Cheesecake de Nutella y Ferrero Rocher









Hola, holaaa!!

Cuanto tiempo sin publicar... desde abril!!! Perdonar pero es que el trabajo me quita el 70% de mi vida últimamente y por eso ando medio desaparecida por aquí 😔.

Hoy la entrada es un poco especial ya que hoy cumplo  señores y señoras  ¡¡29 años!! Si,si.si, mi ultimo año con el numero 2... ay que depresión hahahaha 😱.

Y para celebrarlo a lo grande con todos vosotros he querido compartir, un año mas, mi tarta de cumpleaños que en este caso es una cheesecake muy BOOOOOOOM-BAA!!! Cuando la vi en el blog de Manzana y Canela me conquisto el corazón a la primera! Me encantan la nutella, aunque no hay que abusar eh, eh, eh que nos conocemos🙊😂, y los ferrero rocher siempre serán mis bombones favoritos del mundo mundial 💜. Por suerte aquí en Andorra los encuentro todo el año cosa que no me pasaba cuando vivía en mi tierra, así que no me lo pensé dos veces y decidí hacerla para mi 29 cumpleaños 💃.









Que os parece? Seguro que mas de uno esta salivando o intentando atravesar la pantalla para darle un enorme bocado muahahaha 😈.

Y nada mas, espero que os guste y cuando este calor insoportable se vaya encendáis el horno para hacerla porque, enserio, merece MUCHO la pena.










Para la base
(receta original de manzana y canela)

290 gr de galletas tipo digestive o las que mas os gusten
75 gr de avellanas tostadas y trituradas
30 gr de cereales de arroz chocolateados
50 gr de azúcar (yo puse moreno)
120 gr de mantequilla derretida
150 gr de nutella (yo no le puse)


Primero de todo preparamos nuestro molde (de 22 cm de diámetro),  forramos la base con papel sulfurizado y los bordes los engrasamos un poquito. Forramos también la parte de afuera con papel de plata para que a la hora del horneado no entre agua del baño maria. Reservamos.

Trituramos las galletas hasta obtener una arena y mezclamos con los demás ingredientes hasta que este todo bien mezclado. Colocamos la mezcla sobre la base del molde y con una espátula o vaso aplanamos para que nos quede una capa uniforme. Reservamos.










Para el relleno 

100 ml de nata par montar (35% M.G)
750 gr de queso tipo philadelphia (no light)
200 gr de crême fraîche (en su defecto seria yogurt griego)
150 gr de azucar
1 cucharada de extracto de vainilla
5 huevos L
1 cucharadas de maizena
450 gr de nutella
75 gr de cobertura negra 70%


Antes de todo quería decir que todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente para evitar cambios de temperatura bruscos en la masa.


Montamos la nata con las varillas de nuestra maquina. Una vez montada, cambiamos a la pala y echamos el queso, la crême fraîche, el azúcar y el extracto de vainilla y empezamos a mezclar a velocidad baja hasta que este todo bien mezclado.

Sin deja de batir, añadimos los huevos uno a uno y la maizena, batimos 1 minuto mas.

Derretimos la cobertura al baño maria, cuando este totalmente fundida añadimos la nutella y mezclamos hasta que ambas esten bien mezcladas.

Añadimos la mezcla a la masa anterior y volvemos a mezclar hasta que este totalmente integrado.

Colocamos el molde sobre una bandeja de horno honda, echamos el relleno dentro del molde y con una espátula alisamos la superficie. Echamos en la bandeja horno el agua hirviendo, con cuidado de no quemarnos, y metemos en el horno previamente precalentado a 180ºC unos 25 minutos.

Transcurridos esos minutos, bajamos la temperatura del horno a 130ºC y seguimos horneado entre 75 y 90 minutos o hasta que al mover un poco la cheesecake el centro este un poco blandito y los bordes esten consistentes.

Una vez horneado, apagamos el horno y medio abrimos la puerta y dejamos la cheesecake que se enfríe por completo dentro. Una vez enfriada, metemos en la nevera 6 horas o toda la noche (yo la hice el día anterior).










Para la ganache y decoración

225 gr de cobertura negra 70%
150 gr de nutella
240 ml de nata para montar (35% M.G)
30 gr de mantequilla (yo no le puse)
120 gr de avellanas tostadas machacadas en trocitos
9 bombones Ferrero Rocher



Primero de todo, troceamos la cobertura y la colocamos en un bol resistente al calor junto con la nutella. Reservamos.

En un cazo echamos la nata y la llevamos a ebullición, cuando arranque a hervir apartamos del fuego y volcamos sobre la cobertura y nutella reservadas de antes. Con una lengua mezclamos den centro hacia fuera poco a poco hasta que obtengamos la ganache.

De esa ganache apartamos 150 gr para decorar luego. Yo la metí dentro del congelador, unos 30 minutos, para conseguir la consistencia mas rápido porque con estas calores aun estaría esperando... 😂.

Al resto de la ganache le añadimos las avellanas y mezclamos hasta que este todo bien mezclado. Volcamos sobre la superficie del cheesecake (ojo! sin desmoldar aún), alisamos un poco y metemos también en el congelador unos 30 minutos para que vaya mas rápido el enfriamiento.

Solo quedara decorar con la ganache reservada de antes, la metí en una manga pastelera con una boquilla de estrella abierta, y rematamos con los ferrero rocher.










DE VERDADA, ES LA MEJOR CHEESECAKE QUE HE COMIDO EN MI VIDA!!!! Y no hay nada mejor que celebrar bien los 29 👯 con un trozo de esta maravilla 😍.















Muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el proximo post!
Un besazo 💜






miércoles, 17 de abril de 2019

Cupcakes de Vainilla para Pascua







Hello!!!!

Envidio mucho a todos aquellos que podéis hacer vacaciones en Semana Santa 😭, y le doy muchos ánimos a todos los que trabajáis en hostelería (como yo) y siempre nos toca pringar en fechas así 💪.

Hoy os traigo un receta fácil y a la vez adorable, o no? Hacia tiempo que quería hacer estos cupcakes-conejo 😂 y me prometí que este año los tenia que hacer si o si! Y sí aquí están 😍, sinceramente aun no me he comido ninguno porque me da pena hahaha, son taaaaan cuquis!!!!

Espero que os animéis y los hagáis para Pascua 😀, os dejo con la receta.










Para la masa
(receta original de The sweetest taste)


100 ml de aceite de oliva suave
200 gr de azúcar
3 huevos M
180 gr. de harina
1 cucharadita y media de levadura química
100 ml de leche entera
1 cucharada de extracto de vainilla


Preparamos nuestra bandeja para cupcakes con las cápsulas y precalentamos el horno a 170ºC con calor arriba y abajo. Reservamos.

Batimos el aceite con el azúcar. Añadimos los huevos, uno a uno, hasta que esten completamente integrados en la masa.

Tamizamos la harina junto con la levadura y lo echamos a la masa anterior mezclando a velocidad baja.

Agregamos la leche y el extracto de vainilla y volvemos a mezclar 1 minuto mas.

Repartimos la masa por las cápsulas llenando solo ⅔ de su capacidad y horneamos a 170ºC unos 20 - 22 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.

Una vez horneados, sacamos del horno y dejamos reposar 5 minutos dentro del molde. Seguidamente los trasladamos a una rejilla para que enfríen completamente.










Para la crema de Vainilla

4 yemas M
55 ml de agua
175 gr de azúcar
250 gr de mantequilla a temperatura ambiente
1 vaina de vainilla


Empezamos batiendo las yemas con varillas a velocidad media - alta.

En un cazo, ponemos el agua con el azúcar y llevamos al fuego. Cuando alcance los 120ºC bajamos la velocidad de las yemas y vamos echando el líquido poco a poco. Volvemos a subir la velocidad y seguimos batiendo hasta que esten completamente frías.

Una vez frías las yemas, añadimos la mantequilla y batimos 5 minutos.

Abrimos la vaina de vainilla por la mitad y extraemos la pulpa raspando con una puntilla. echamos la pulpa a la crema y seguimos mezclando un poco mas. Reservamos.









Decoración

Cupcakes de vainilla
Crema de vainilla
Coco rallado
Nubes (malvavisco)
Ojos de azúcar
Fondant blanco
Azúcar de color rosa


Echamos la crema en una manga pastelera y decoramos la superficie del cupcake con ella. Rebozamos la crema en el coco rallado pare crear lo que seria el pelo del conejo.

Hacemos bolitas no muy grandes con el fondant para crear la nariz y las rebozamos por el azúcar rosa, colocamos y seguidamente ponemos los ojos de azúcar.

Cortamos las nubes por la mitad con unas tijeras, volvemos a rebozar por el azúcar rosa y colocamos de forma que queden bien las orejas.

Listo! Ya tenemos un ejercito de conejos para pascua 😄.














Muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el proximo post!

Un beso 💜