lunes, 9 de noviembre de 2015

Tartaleta de cacao, mandarina y merengue




Holaaaaa!!

Hoy os traigo esta tartaleta de mandarina con una sablée de cacao y una crema de mandarinas naturales que esta brutal!
La crema es perfecta y tiene un sabor a mandarina muy intenso y natural. Como fan de las mandarinas hago una llamada a todo aquel que sea igual de fan que yo y que pruebe de hacer esta crema.
Enserio.
No os arrepentiréis!

Dandole un poco al coco y pensando que postre hacer para el domingo pasado, ya que tenia comida familiar y tenia ganas de hacer alguna tartaleta, se me encendió la bombilla y pensé "vamos a probar..." y el resultado ha sido un éxito! Digo esto porque los únicos adictos a los dulces somos yo y mi padre... el resto de mi familia ni fu ni fa y que me hayan dicho que esta muy buena me emociona!
Enserio!

En fin... no me enrollo mas y vamos con la receta :)





Para la sablée de cacao
(para dos tartaletas de 16 cm de diámetro)

100 gr de azúcar glasé
175 gr de mantequilla pomada
1 huevo
250 gr de harina
20 gr de cacao en polvo sin azúcar

Tamizamos la harina junto con el cacao y reservamos.

Mezclamos, con la pala, la mantequilla y el azúcar glasé tamizado. Añadimos el huevo y seguimos mezclando hasta que se integre todo bien.

Incorporamos, poco a poco, la harina y el cacao tamizados de antes y mezclamos hasta formar una masa.

Extendemos la masa en dos hojas de guitarra, o en dos trozos de papel sulfurizado, aproximadamente 3 o 4 cm de grosor.
Enfriamos en nevera 1 o 2 horas para poder manipularla con facilidad luego.

Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y engrasamos los dos aros con mantequilla.

Sacamos la masa de la nevera y con el aro cortamos la base presionando con fuerza. Pasamos el aro a una bandeja de horno con un silpat o papel sulfurizado. Con una puntilla cortamos una tira larga de la masa sablée y la colocamos con mucho cuidado y cariño sobre los bordes del aro presionando bien tanto en la pared como en la base para que se pegue.

NOTA*: Es importante que este paso lo hagáis lo mas rápido posible ya que la sablée se pone blanda enseguida.

Con un tenedor pinchamos la base para evitar que suba dentro del horno y horneamos a 180ºC unos 10 - 12 minutos.
Dejamos enfriar y reservamos.









Para la crema de mandarina

300 ml de zumo de mandarina + la ralladura de piel de 2 mandarinas
6 yemas de huevo
25 gr de maizena
70 gr de azúcar


Disolvemos la maizena con un poquito del zumo de mandarina y echamos el azúcar y las yemas. Mezclamos todo con unas varillas y reservamos.

En un cazo ponemos el zumo de mandarina junto con la ralladura y calentamos al fuego. Cuando hierva apartamos del fuego y lo echamos sobre la mezcla anterior sin dejar de mezclar con unas varillas. Vertemos la mezcla en el cazo y ponemos al fuego de nuevo hasta que espese mezclando todo el rato con unas varillas.

Vertemos la crema en cualquier recipiente resistente al calor, tapamos con film a contacto y dejamos enfriar.






Para el merengue italiano

100 gr de claras (3 o 4 claras aproximadamente)
200 gr de azúcar
65 gr de agua

En un cazo echamos el agua y el azúcar y cocemos a 121ºC. Necesitareis una sonda de cocina.

Cuando la sonda marque 112ºC empezamos a batir las claras a la máxima velocidad de nuestra maquina.

Una vez marque los 121ºC, bajamos la velocidad al mínimo y echamos el jarabe poco a poco sobre las claras (a punto de nieve). Es importante que no toque las varillas ya que os puede salpicar. Subimos la velocidad y batimos hasta que enfríe.









Montaje

Echamos la crema de mandarina en una manga pastelera y con cariño rellenamos la tartaleta.

Hacemos lo mismo con el merengue pero a este le he puesto una boquilla de estrella cerrada. Decoramos la tartaleta con el merengue empezando desde el dentro hacia fuera en el sentido contrario de las agujas del reloj.
Con un soplete de cocina tostamos el merengue.
Dejamos en nevera 1 hora antes de comer.












Espero que os haya gustado, muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el próximo post :)




2 comentarios: