sábado, 1 de febrero de 2014

Los famosísimos: Cinnamon Rolls :D




No hagáis esta receta, de verdad... porque no querréis comer nada más!!

SI ES QUE ESTAN TAAAAAAN BUENOS!!!!!!!!!!!!!!!! :D




Parecen complicados de hacer pero no lo son, lo único malo es la larga espera antes de hornearlos pero merece la pena perder esas horas, seeeeeh!!




He de decir que me ha costado conseguir una masa perfecta pero bueno todo es amasar y amasar, bueno en mi caso amasaba la batidora pero para el caso... xD




No me enrollo más y vamos con la receta!


Ingredientes

Para la masa

650 gr de harina
7 gr de levadura seca de panadero
250 ml de leche
75 gr de mantequilla fria
75 gr de azúcar blanco
4 huevos M a temperatura ambiente
Media cucharadita de sal


Para el relleno

150 gr de azúcar moreno
40 gr de harina
120 gr de mantequilla fria
6 cucharaditas de canela


Para el glaseado

100 gr de azúcar glas
4 cucharadas de nata liquida




Preparación

Masa

Primero de todo mezclamos la harina junto con la levadura seca de panadero. Echamos la mitad de la mezcla en nuestro bol y con el gancho de la batidora vamos mezclando lentamente. La otra mitad la reservamos para luego. (se puede hacer a mano perfectamente si no tenéis el gancho pero tardareis un poquito mas).

Mientras se mezcla, echamos en un cazo la leche, el azúcar blanco, la mantequilla y la sal. Calentamos todo hasta que la mantequilla se haya derretido, no tiene que hervir.

Cuando se haya derretido la mantequilla apartamos del fuego y dejamos que se temple un poco.

Una vez templada la vamos echando muy despacio y batiendo a velocidad lenta. Después añadimos los huevos uno a uno.

Finalmente echamos el resto de la harina y batimos unos 5 minutos más o hasta que la masa se ponga lisa y brillante.

Una vez lista, engrasamos un bol con un poco de aceite y echamos allí la masa. Tapamos con papel film y la dejamos fermentar en una habitación de la casa que no haga mucho frío durante 1 hora y media o 2 horas. Veréis que doblara su volumen.





Relleno

El relleno es muy fácil, solo tenemos que mezclar todos los ingredientes.

Primero añadimos en un bol la mantequilla fría cortada en dados pequeños, la harina, el azúcar moreno y la canela. Mezclamos todo con un tenedor con cuidado de que la mantequilla no se derrita. La mezcla estará lista cuando no veamos ningún trozo de mantequilla y este todo bien mezclado. Se tarda un poquito pero creerme... merece la pena el esfuerzo!



Montaje

Una vez haya duplicado su tamaña la masa, echamos un poco de harina sobre donde vayamos a trabajar y con un rodillo vamos estirando la masa hasta conseguir un rectángulo. Es importante que la masa tenga el mismo grosor una vez estirada.

Una vez estirada echamos encima el rellano y extendemos muy bien por todo el rectángulo.

Enrollamos el rectángulo sobre sí mismo y el borde del enrollado lo pegaremos con un poco de nata liquida o leche para que no se despegue a la hora de hornear.

Cortamos los extremos para dejarlo recto y por favooooor no los tiréis!!! hornearlos también o me los dais a mi que yo les hago un sitio en mi estomago.

Vamos cortando lonchas, mas o menos, de dos dedos de grosor y las vamos colocando en una fuente de horno previamente engrasada para que no se peguen.

Tapamos con un film y dejamos que la masa crezca 1 hora mas. Este paso es importante porque si los horneáis sin hacer esto no quedaran bien Y ESO NO OS LO PERDONARIA!!!! con lo buenos que están... Ay!

Precalentamos el horno a 190 grados con calor arriba y abajo.

Una vez hayan subido los pintamos con un poco de nata para que brillen y horneamos a 190 grados unos 25 - 30 minutos. Cuando pinchemos con un palillo y salga limpio sabremos que estarán listos y comprobar que no se doren mucho o nos quedaremos sin rollos y seria una pena muuuuy grande, por lo menos para mi.





Glaseado

Una vez esten los rollos de canela horneados y casi templados haremos el glaseado.

Para ello tamizamos el azúcar glas y añadimos 4 cucharadas de nata liquida. Mezclamos todo muy bien y si nos queda una mezcla muy "gorda" añadimos un poco de agua para mejorar la textura. Para comprobar la consistencia tenemos que ver que cae con facilidad.

Y finalmente echamos el glaseado por encima de los rollos de canela y listos para comer o devorar, en mi caso es más la segunda opción y si los acompañamos con un taza de chocolate caliente... ni os cuento!! Calorias on fireeeeeeeee!




Antes de irme he de decir que me han otorgado otro premio :D




Muchas gracias al blog http://comederepanis.blogspot.com.es ^^ cuando pueda contestare a las preguntas.






Buen finde!



4 comentarios:

  1. ¡Eso está para pecar una y otra vez! Menos mal que no lo comemos todos los días. Deliciosos. Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si los mojas en chocolate caliente... hahaha, muchas gracias! :)

      Eliminar
  2. Te mereces muchísimos premios, que maravilla de receta, y luego habrá que comprarse una talla más o ponerse a correr, jejeje.
    Saludos.

    ResponderEliminar