viernes, 18 de abril de 2014

Buñuelos de viento




Los clásicos, rellenos de crema, rellenos de chocolate, rellenos de chantillí... de lo que queráis :D los buñuelos de viento son lo mejor que hay para semana santa (y aunque no sea semana santa, eheeeem).

Esta vez he optado por la receta original pero siempre los he hecho así http://tomilloycanela-recetasdeunanovata.blogspot.com.es/2013/03/bunuelos-caseros-de-viento.html :D y esto me recuerda que mi primera publicación del blog fueron estos buñuelos... aaaay como pasa el tiempo!

En fin no me enrollo mas y vamos con la receta :)


Ingredientes (receta original de Megasilvita)

250 ml de agua
1 rama de canela
Ralladura de un limón
125 gr de mantequilla
200 gr de harina
60 gr de azúcar + para rebozar
3 huevos M
Aceite de girasol





Preparación

En un cazo echamos los 250 ml de agua con la rama de canela y la ralladura de limón. Dejamos al fuego hasta que hierva, retiramos y tapamos para que retenga todos sus aromas. Una vez fría la metemos en la nevera (tapa también) hasta el día siguiente así se impregnara bien de todos los aromas.

Colamos el agua con un colador y la ponemos a hervir junto con la mantequilla. Cuando hierva, retiramos del fuego y añadimos la harina mezclada con los 60 gr de azúcar y removemos con una cuchara de madera hasta crear una masa. Es muy importante este paso ya que es la clave para obtener unos buenos buñuelos de viento.

Echamos la masa en el bol de nuestro robot (si no tenéis se puede hacer perfectamente a mano pero tardareis un poquito más) y removemos con la pala hasta que la masa se enfríe un poco.

Una vez enfriada echamos los huevos, uno a uno, sin dejar de batir hasta obtener una masa cremosa y no muy blanda.

En una sartén echamos abundante aceite de girasol (muuuuy importante ya que a la hora de freírlos suben bastante, cuanto más aceite mejor) y dejamos que se vaya calentando a fuego medio - alto. Para comprobar si esta el aceite lo bastante caliente es tan fácil como echar un poco de la masa y ver si se hace o no.

Una vez caliente bajamos el fuego y con la ayuda de una cucharilla de postre vamos echando porciones de la masa. Para que salgan redonditos nos ayudamos con otra cucharilla de postre y vamos empujando la masa en el aceite hasta formar una bola. Parece difícil pero creerme no lo es para nada.

Cuando empiecen a dorarse ellos mismo se dan la vuelta y acaban fritos por todos lados por igual. Si alguno se resiste en darse la vuelta el solo con un tenedor se la damos nosotros.

Una vez fritos los vamos depositando sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite y seguidamente los rebozamos por azúcar. Listos!!! :D






Que vayan bien estos días de vacaciones (para quien los tenga) que yo voy a desconectar bastante hasta el lunes :D





Mi pagina de FB




2 comentarios:

  1. Qué buenos!! Hace un montón que no los hago; puede que me anime este fin de semana :P

    Bss
    Con Especias

    ResponderEliminar