sábado, 21 de diciembre de 2013

Kringle salado de sobrasada, cheddar y nueces. Recetas navideñas I




Hoy os presento una nueva receta, esta vez navideña, un Kringleeeee!!!!! pero salado, ya que el original es dulce.

Es un tipo de pan trenzado dulce conocido como Estonian Kringle pero sus orígenes son nórdicos ya que por este mundo blogger le hemos dado un origen estonio pero no es así. Igual que nos hemos empeñado que es navideño pero tampoco lo es, lo suelen hacer para cumpleaños.




Lo podemos encontrar en Dinamarca, Suecia, Noruega, Finlandia y evidentemente en Estonia. La palabra deriva de Kringla (nórdico antiguo) y su traducción es anillo o circulo.

Por lo que he investigado la receta original, como he dicho antes, es dulce pero salada no tiene desperdicio y tenia ya ganas de hacerla! La excusa? Que ya tenemos las navidades bien cerca y una le da la vena y si va de panes más todavía!




Después de esta pequeña explicación, ahora si, vamos con la receta! :D



Ingredientes

300 gr de harina de fuerza
15 gr de levadura fresca de panadero
120 ml le leche templada
30 gr de azúcar
30 gr de mantequilla a temperatura ambiente
1 cucharadita de sal
1 yema
Ralladura de un limón (opcional)


Relleno

Sobrasada facil de untar (la de tarrina sirve)
Queso cheddar rallado
Dos buenos puñados de nueces picadas



Preparación

En un bol echamos la mitad de la harina y hacemos un hoyo en el centro.

Dentro del hoyo echamos el azúcar, la leche templada donde habremos puesto antes la levadura para que se disolviera, la yema, la mantequilla, la sal y la ralladura del limón.

Con las manos vamos amasando poco a poco hasta obtener una masa elástica y que se despegue.

Una vez lista, hacemos una bola y la depositamos en un bol, previamente aceitado, y la tapamos con papel film hasta que doble su volumen, entre 1 o 2 horas.

Recomiendo dejarla en algún lugar cálido, yo todas las masas las meto en el horno apagado.

Cuando haya doblado de volumen, amasamos un poco y seguidamente la estiramos con ayuda de un rodillo hasta formar un rectángulo.

Extendemos con cuidado la sobrasada, echamos el queso rallado y las nueces bien esparcidas.

Enrollamos como si fuera un brazo de gitano y, con cuidado, pasamos el rulo a la bandeja de horno que utilizaremos luego la cual ya estará cubierta con papel de horno.

Con un buen cuchillo hacemos un corte de arriba a abajo pero ojo! procurar dejar un trocito al principio sin cortar.

Trenzamos de manera que la parte cortada siempre quede visible y seguidamente formaremos un rosco pegando los dos extremos con un poco de agua. Pegarlo de tal forma que no se note donde empieza y termina así quedara mas bonito a la vista!






Tapamos con un paño y dejamos levar 1 hora, otra vez, en algún lugar cálido.




Pasada la hora... precalentamos el horno a 180 grados, con calor arriba y abajo, y metemos nuestro kringle 30 - 35 minutos aproximadamente.

Una vez listo lo dejamos enfriar y... et voilà! :)






Buenas fiestas!




4 comentarios: