miércoles, 26 de julio de 2017

Pastel de Kinder Bueno







Hola!!!!! 😁

Hoy estoy de celebración porque ES MI CUMPLEAÑOS!!!! 💃 💃 💃
Ains... 27 años ya jod**, que rápido pasa el tiempo... en nada tendré ya los 30 y que depresión hahaha!

Nah!

Así que para celebrarlo quiero compartir con vosotros este pastel de Kinder Bueno que es un orgasmo estomacal!

DE VERDAD!

LA CREMA SABE EXACTAMENTE AL RELLENO DEL KINDER BUENO!!!

Antes de que me pregunteis y etc... sí la crema está hecha con yemas de huevo, es la crema clásica francesa y sinceramente es de mis favoritas para cubrir tartas porque es súper sedosa y siempre consigues un sabor muy intenso de lo que sea. ES PERFECTA!

Bueno chic@s no me enrollo mas y aqui os dejo con la receta, que la disfruteis!








Para el bizcocho
(receta original de Quiero Cupcakes)

3 huevo M
280 gr de azúcar blanco
120 ml de aceite de maíz (o de oliva suave, o girasol... etc)
160 ml de leche 
1 cucharadita de extracto de vainilla
180 gr de harina de trigo
60 gr de cacao en polvo puro y sin azúcar
2 cucharaditas de levadura Royal
1 pizca de sal
100 ml de agua caliente

Primero de todo preparamos nuestro molde, de 18 cm x 10 cm, forrandolo con papel sulfurizado. 
Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Reservamos.

Batimos los huevos hasta que doblen su volumen (5 minutos). Una vez hayan doblado el volumen añadimos el azúcar y seguimos batiendo 1 minuto más.

Seguidamente añadimos el aceite y batimos. Echamos la leche y el extracto de vainilla y seguimos batiendo.

Tamizamos la harina junto con el cacao, la levadura y la pizca de sal y lo incorporamos a la masa poco a poco sin dejar de batir.

Finalmente y sin dejar de batir, añadimos el agua caliente a la mezcla y batimos uno segundos hasta que se incorpore del todo y obtengamos una masa semi líquida.

Vertemos la masa dentro del molde, le damos un golpe seco al molde sobre la encimera para quitar el aire y metemos en el horno precalentado a 180ºC unos 50 - 55 minutos. A mi me tardo 53 minutos y ya sabéis que para comprobar si esta listo solo tenéis que pinchar con un palillo y si sale limpio estará cocido.

Una vez horneado, sacamos del horno y lo dejamos reposar 15 minutos dentro del molde. Si lo desmoldamos enseguida se os puede romper porque es un bizcocho muy blandito.

Pasado el tiempo, desmoldamos y lo dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.








Para el crujiente de praliné

80 gr de cobertura jivara (chocolate con leche)
200 gr de praliné de avellanas
100 gr de feuilletine (o neules) machacado

Fundimos la cobertura al baño maría y luego la mezclamos con el praliné. Añadimos el feuilletine machacado y volvemos a mezclar.

Extendemos, ayudándonos con un rodillo, sobre dos hojas de guitarra (o papel sulfurizado) hasta conseguir una capa de aproximadamente 4 cm de grosor.
Metemos en nevera hasta que esté totalmente duro (30 minutos).

Una vez duro cortamos cuadraditos pequeños al gusto (hay que hacerlo rápido porque se pone blando enseguida) y los reservamos en nevera.









Para la crema
(receta original de Objetivo Cupcake

5 yemas de huevo
70 ml de agua
220 gr de azúcar blanco
350 gr de mantequilla a temperatura ambiente (fría no!)
2 cucharadas de pasta de avellana o el relleno de 8 Kinders Bueno


Colocamos las yemas en el bol de nuestra máquina y empezamos a batir a velocidad media - alta con las varillas.

En un cazo echamos el agua y el azúcar y calentamos hasta que llegue a los 118 - 120 ºC (necesitareis una sonda de cocina). Una vez haya alcanzado la temperatura lo echamos poco a poco sobre las yemas en forma de hilo y con cuidado de que no toque las varillas porque puede saltar y haceros daño.
Batimos a velocidad alta hasta que esté a temperatura ambiente (10 minutos aproximadamente), es muy importante este paso porque sino a la hora de echar la mantequilla se os irá a la porra y más que crema tendréis sopa de yemas con mantequilla hahaha!

Una vez las yemas estén a temperatura ambiente, bajamos la velocidad a baja - media, añadimos la mantequilla poco a poco (yo siempre la corto en dados pequeños) y batimos 5 minutos o hasta que la crema haya ganado consistencia y se vea sedosa. 

Echamos la pasta de avellanas y mezclamos 3 minutos más para que se integre bien. Os juro que sabe totalmente al relleno de Kinder Bueno, es un vicio esta crema!









Montaje 1

Cortamos el bizcocho en tres partes con una lira o un cuchillo de sierra.

Colocamos encima de la primera capa de bizcocho 3 cucharadas de la crema y extendemos con una paleta. Echamos encima un poco de crujiente de praliné y colocamos seguidamente otra capa de bizcocho alineándose con la de abajo. Repetimos el mismo proceso anterior con las demás capas. Si quereis mas de 3 capas necesitareis mas crema porque a mi me vino justa la verdad... así que os recomiendo duplicar la receta de la crema.

Una vez tengamos las capas listas, pondremos una capa cubre migas con la crema por toda la tarta alisando con la espátula y la dejaremos en nevera 30 minutos. Esto es para que cuando cubramos bien la tarta con la crema no vayamos arrastrando trocitos de bizcocho.

Pasado el tiempo cubrimos por completo la tarta con mucho cariño, amor y sobretodo pacieeeencia!! Os recomiendo tener alguna base giratoria para facilitar el alisado.
Cuando la tengamos bien cubierta y lista la reservamos en nevera.



Para la ganache

200 ml de nata líquida para montar (35% M.G)
200 gr de chocolate negro 70%

Ponemos la cobertura en un bol de cristal resistente al calor y la nata en un cazo al fuego. Cuando empiece a hervir retiramos del fuego y la añadimos al chocolate. Removemos con unas varillas desde el centro hacia fuera hasta que el chocolate esté deshecho y obtengamos una ganache brillante.
Dejamos templar 10 minutos antes de decorar la tarta.








Montaje final

Pasado el tiempo, sacamos la tarta de la nevera, metemos la ganache en una manga pastelera y cortamos la punta (un corte pequeño) y vamos decorando la tarta empezando por los bordes dejando caer poco a poco la ganache para que vayan cayendo los chorretones hacia abajo. Luego, echamos un poco de ganache sobre la superficie y la extendemos con una espátula pequeña con cuidado.

Metemos la crema sobrante en una manga pastelera con una boquilla redonda (o la que queráis) y decoramos la superficie con ella. Acabamos decorando con Kinder Bueno y el crujiente de praliné.

Qué os parece?? 😋 😋 😋 😋 😋 😋 😋












Espero que os haya gustado, muchas gracias por seguirme, leerme y sobretodo por todas las felicitaciones que estoy recibiendo 😊  MUUUCHISIMAS GRACIAS!

Un beso y nos vemos en la próxima receta 💜





No hay comentarios:

Publicar un comentario