sábado, 19 de diciembre de 2020

Roscón de Reyes de Chocolate, Naranja y Canela







Hola de nuevo! 😄

Que seria un día de reyes sin el típico roscón? A mi me encanta relleno de nata o trufa, pero sin relleno también, con lo bueno que esta mojarlo en chocolate a la taza... AY!

Este año, por fin, puedo compartir con vosotros ESTE PEDAZO DE RECETA! Lo que ves en las fotografías es real, créeme no es un sueño ¡jajaja!

Llevo 3 años haciendo esta receta, ya que a la gente le encanta, y la verdad es una bomba de chocolate! La masa queda super esponjosa, el relleno es mágico y para dar un toque mas goloso la ganache le queda taaaan bien... ARG!!!

Total, que espero que lo hagas  y alucines con lo bueno que esta!

Te dejo con la receta 👇





Para la trufa montada de naranja y canela

300 ml nata líquida para montar 35% M.G
40 gr de azúcar
25 gr de cobertura con leche
90 gr de cobertura negra 70%
Piel de una naranja
1 rama de canela


El día anterior preparamos la trufa y para ello, colocamos las dos coberturas en un bol resistente al calor.  Reservamos.

En un cazo echamos la nata, el azúcar, la piel de naranja y la rama de canela. Llevamos a ebullición y cuando arranque a hervir apartamos del fuego y volcamos sobre las coberturas con un colador para que no caiga ni la piel de naranja ni la canela. 

Mezclamos con una lengua de cocina hasta que este todo bien mezclado y las coberturas se hayan desecho. A continuación, trituramos con la túrmix hasta que no veamos ningún grumito de las coberturas.

Pasamos la mezcla a cualquier recipiente de cristal, echamos la piel de naranja y la rama de canela de antes (así potenciaremos mas su sabor) y tapamos con papel film a contacto. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y luego metemos en nevera 12 horas o toda la noche para que enfríe bien.

Al día siguiente sacamos de la nevera la mezcla, sacamos la piel de naranja y la canela y echamos en un bol. Con unas varillas eléctricas montamos la trufa con cuidado de que no se corte.











Para la masa

300 gr harina de fuerza
20 gr de cacao puro en polvo
60 gr de azúcar
Media cucharadita de sal
Ralladura de media naranja
15 gr de levadura fresca de panadero
1 huevo M
110 ml de leche entera
60 gr de mantequilla a a temperatura ambiente


En el bol de nuestra maquina echamos la harina junto con el cacao (tamizado), el azúcar, la sal, la ralladura de naranja y la levadura desmigada. Mezclamos un poco con el gancho y seguidamente añadimos el huevo y la leche. Amasamos hasta obtener una masa homogénea.

Finalmente añadimos la mantequilla, poco a poco, y seguimos amasando a velocidad media - alta hasta obtener una masa elástica y que el gluten se haya desarrollado. No te desesperes porque tarda un poquito...  pero ya veras que una vez empiece obtendrás una masa que de despega de los bordes del bol y super elástica.

Una vez lista, la sacamos del bol y la boleamos ligeramente con las manos. Engrasamos un bol con spray desmoldarte o mantequilla y colocamos la masa dentro. Tapamos con papel film y dejamos fermentar entre 1 hora - 1 hora y media o hasta que haya doblado su volumen.








Una vez haya doblado su volumen, sacamos la masa del bol y colocamos sobre la encimera. No hace falta echar harina porque con la mantequilla que lleva la masa no se va a pegar. Desgasificamos un poco con las manos y volvemos a bolear ligeramente. 

Con el pulgar hacemos un agujero en el centro de la masa y luego con cuidado empezamos a dar vueltas, como si fuera un volante, para abrir bien el agujero. Es importante que el agujero sea bien grande porque a la hora de fermentar y cocer se encoge.

Colocamos el roscón sobre una bandeja de horno con papel sulfurizado y tapamos con un paño de cocina o papel film. Dejamos fermentar 1 hora o hasta que haya doblado su volumen.

Cuando ya haya fermentado, precalentamos el horno a 190ºC con calor arriba y abajo. Pincelamos el roscón con huevo batido y horneamos unos 20 - 25 minutos.

Cuando este cocido, sacamos del horno y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.











Para la ganache + decoración

150 ml nata liquida para montar 35% M.G
150 gr de cobertura negra 
Naranjas confitadas
Bolitas de chocolate
Trufa de naranja y canela

Colocamos la cobertura dentro de un bol resistente al calor. Reservamos.

Echamos la nata dentro de un cazo y ponemos al fuego, cuando arranque a hervir apartamos y volcamos sobre la cobertura. Dejamos 1 minutos y a continuación mezclamos con una lengua de cocina hasta obtener una ganache brillante. Reservamos.

Cortamos por la mitad el roscón, echamos la trufa previamente montada dentro de una manga pastelera con la boquilla deseada (yo de estrella abierta) y decoramos la parte superior. Tapamos con la tapa, echamos la ganache por encima procurando que vaya cayendo por los lados (así sera aun mas goloso jijiji) y decoramos con las naranjas confitadas y las bolitas de chocolate al gusto.










QUE?? 

NO ME DIGAS QUE NO ES BRUTAL EL RESULTADO MUAHAHAHA!







Y con esta receta finalizo las de navidad. Espero que os hayan gustado todas y nos vemos en el próximo post!

Un beso 💜




miércoles, 16 de diciembre de 2020

Tronco de Navidad de Red Velvet con Trufa Montada de Chocolate Blanco

 



¡Hola de nuevo! 😄

Aquí estoy de vuelta con otra receta navideña. Me encanta hacer troncos de navidad, sobretodo MUY chocolateados, pero este año he querido salir de mi zona de confort y hacer uno diferente.

Me encanta el red velvet y creo que este tronco ha quedado precioso! Ademas le da un toque mas navideño al ser blanco y rojo y que decir de las setas de merengue... AY! Quedan taaan bien que me da penita comerme alguna jajaja.

Quieres saber como lo he hecho? Pues sigue leyendo 👇


*******************************************************************************


Para la trufa montada de chocolate blanco

140 gr chocolate blanco
330 ml de nata para montar 35% M.G

Primero de todo prepararemos la trufa ya que necesita enfriar bien, recomiendo hacerla un día antes.

Derretimos al baño maria la cobertura hasta que este totalmente fundida y reservamos.

En un cazo echamos 100 ml de los 330 ml de nata (nos sobrara 230 ml, reservamos dentro de nevera) y llevamos a ebullición. Cuando arranque a hervir, apartamos del fuego y vamos echando poco a poco la nata sobre la cobertura, sin dejar de batir con unas varillas. Cuando este todo bien integrado, echamos los 230 ml de nata bien fría y mezclamos con varillas de nuevo. Tapamos con film a contacto y metemos en nevera toda la noche o 6 horas.










Para las setas de merengue

1 clara de huevo a temperatura ambiente
1/4 cucharadita de cremor tartaro
50 gr azúcar blanco
Chocolate negro
Cacao en polvo

Precalentamos el horno a 130ºC con calor arriba y abajo y preparamos una bandeja de horno con papel sulfurizado.

Batimos la claras juntos con el cremor tartaro hasta que espumen. Sin dejar de batir vamos echando el azúcar en forma de lluvia poco a poco. Batimos hasta obtener un merengue bien firme.

Echamos el merengue dentro de una manga pastelera con una boquilla redonda (yo hice varios tamaños) y empezamos haciendo los "sombreros" y los pies de las setas. Para los pies es tan fácil como levantar hacia arriba hasta que nos quede la forma.

Horneamos a 130ºC unos 45 minutos. 

Cuando esten horneados, sacamos del honro y dejamos enfriar sobre la bandeja.

De mientras fundimos un poco de chocolate negro al baño maria. Esto sera para pincelar la parte inferior de los sombreros.

Cuando esten completamente enfriados, cogemos los sombreros y con una brocheta hacemos un agujero pequeño. Pincelamos la parte inferior con el chocolate y con cuidado unimos con el pie metiéndolo dentro del agujero. Y así con todos.

Decoramos con un poco de cacao en polvo y pintura en spray roja.

Reservamos.










Para la plancha
(receta original de mykaramelli)

(para una bandeja de 40x30 cm aprox.)

95 gr harina floja
7 gr cacao puro en polvo
4 gr levadura química
1 pizca de sal
3 huevos L
115 gr azúcar
25 ml aceite de girasol
1 cucharadita extracto de vainilla
25 ml buttermilk (20 gr leche + 5 gr zumo de limón)
4 gr vinagre de vino
1/4 cucharadita de bicarbonato (la original no lleva)
Colorante rojo (el mejor es el extra red de sugarflair)

Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y preparamos nuestra bandeja, engrasamos y cubrimos con papel sulfurizado. Reservamos.

Primero de todo preparamos la buttermilk mezclando la leche con el zumo de limón SIN remover, unos 10 minutos.

Tamizamos los secos (harina + cacao + levadura + la sal) y reservamos.

Batimos los huevos junto con el azúcar hasta que blanqueen un poco. Echamos el extracto de vainilla y seguimos batiendo. Añadimos el aceite poco a poco sin dejar de batir y seguimos batiendo hasta que este todo bien integrado.

Añadimos la mezcla de harina, alternando con la buttermilk y seguimos batiendo.

Echamos el colorante y mezclamos hasta obtener el tono deseado.

Finalmente, mezclamos el vinagre con el bicarbonato y a la que empiece a burbujear lo echamos en la mezcla. Mezclamos hasta que este completamente integrado.

Extendemos sobre la bandeja reservada de antes ayudándonos con una espátula y extendiendo bien por todas partes. Horneamos a 180ºC unos 12 - 15 minutos o hasta que la plancha este cocida.

De mientras preparamos un trapo de cocina y espolvoreamos azúcar glas. Reservamos.

Cuando la plancha este ya cocida, sacamos del horno y seguidamente (con cuidado) lo ponemos encima del trapo con la parte del papel hacia arriba. Retiramos el papel y con mucho cuidado enrollamos con la ayuda del trapo. Dejamos enfriar sobre una rejilla.



Para la crema de queso

140 gr mantequilla a temperatura ambiente (blanda)
300 gr azúcar glas
190 gr queso philadelphia

Batimos con varillas la mantequilla con el azúcar glas hasta que coja un tono blanco. Aproximadamente 6 minutos.

Echamos el queso y batimos, empezando a baja velocidad y iremos subiendo la intensidad hasta obtener una crema muy sedosa. Cuanto mas se bata mas sedosa quedara.

Una vez lista, tapamos con papel film y reservamos.









Montaje

Desenrollamos con cuidado la plancha y extendemos la crema de queso por toda ella. Enrollamos con cariño y cuidado y filmamos el tronco con papel film. Dejamos en nevera 1 o 2 horas para que enfríe bien y a la hora de manipularlo sea mas cómodo.

Transcurrido el tiempo, sacamos de la nevera el tronco y le quitamos el papel film. Cortamos algún par de trozos al gusto para decorarlo como queramos y reservamos.

Sacamos la trufa de la nevera y la montamos con varillas hasta que este bien firme, hay que vigilar de no pasarse porque sino se cortara.

Ponemos un poco de trufa en los cortes que hayamos hecho del tronco y lo "pegamos" en el tronco restante. Extendemos la trufa por todo el tronco alisando lo mejor que podamos y con un tenedor o una espátula decoramos a gusto. Yo utilicé un tenedor y hice rallas suaves.

Finalmente decoramos con las setas, algunos fruto rojo o lo que queráis!

Listo!






Muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el proximo post!
Un beso 💜



domingo, 6 de diciembre de 2020

Cupcakes de Ferrero Rocher

 



Buenos dias!! 

Esta receta es muy especial porque con ella participo en un calendario de adviento que están organizando las chicas de La chocolaterapia 😄. Cada día destaparan una receta, en total hay 24, y hoy ha tocado la mia!

Os dejo el link para que podáis ver las recetas destapadas que hay disponibles y en Instagram las encontrareis bajo el hashtag #NavidadDeChocolate .

Y...

Que os parecen estos cupcakes?? Son T-R-E-M-E-N-D-O-S, tanto por fuera como por dentro jiji! 






Me he guiado por la de Alma Obregón pero he modificado unas cuantas cositas y el resultado son unos cupcakes muy chocolateados con un bizcocho muy tierno (parece una nube), un relleno que es brutal y una crema de queso y chocolate nada empalagosa y deliciosa. 

Que? Te animas con ellos, pues ahi va la receta 👀👇.





(modificada de Alma Obregón)

Para la masa 

160 gr harina floja
60 gr de cacao puro sin azúcar
1 pizca de sal
3/4 cucharadita de levadura química 
2 cucharaditas de bicarbonato
200 gr de azúcar moreno (la original 260 gr de azúcar blanco)
1 huevo L
80 ml de aceite suave de oliva
180 ml de leche + 1 cucharada de zumo de limón (buttermilk)
1 cucharadita de extracto de vainilla
180 ml de agua de agua caliente (la original café caliente)



Primero de todo preparamos la buttermilk y para ello echamos la cucharada de zumo de limón en la leche y dejamos reposar 10 minutos.

Precalentamos el horno a 180ªC con calor arriba y abajo y preparamos nuestro bandeja de cupcakes con las cápsulas deseadas. 

Tamizamos todos los secos (harina, cacao, sal, levadura química y bicarbonato) y añadimos el azúcar. Removemos un poco para mezclar todo bien.

Añadimos el huevo y el aceite a la mezcla de secos y empezamos a mezclar poco a poco con unas varillas, seguidamente, añadimos la buttermilk y el extracto de vanilla y seguimos mezclando. Por ultimo añadimos el agua caliente (la hervimos en un cazo) y mezclamos de nuevo hasta obtener una masa homogénea y liquida. No os asustéis porque la masa es liquida, es por el alto contenido de líquidos que lleva, veréis que se hornea a la perfección.

Repartimos la masa por las cápsulas con ayuda de una cuchara de helado y llenamos cada capsula ⅔ de su capacidad. 

Horneamos 20 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio. Una vez horneados, sacamos del horno y dejamos reposar 5 minutos dentro del molde, luego los pasamos a una rejilla para que enfríen por completo.








Para el relleno

100 gr de avellanas tostadas 
150 gr de azúcar blanco
80 ml de nata 35% M.G
80 gr de chocolate negro para fundir


Primero de todo prepararemos el crocanti de avellana (la original lleva de almendra de esos que venden en el supermercado). 
Ponemos en un cazo el azúcar y las avellanas, previamente trituradas pero sin llegar a ser arena.. que haya trocitos y ponemos al fuego. Cuando el azúcar empiece a caramelizar mezclamos sin parar procurando no formar pegotes, queremos que quede lo mas suelto posible. Cuando el caramelo coja un tono ámbar apartamos del fuego y colocamos el crocanti sobre una bandeja de horno con papel sulfurizado. Extendemos y a la vez "desmigamos" los trozo grandes para que se suelten. Dejamos enfriar.

Mientras el crocanti enfria haremos la ganache, colocamos el chocolate troceado en un bol resistente al calor y echamos la nata en un cazo y llevamos a ebullición. Volcamos la nata sobre la cobertura, dejamos unos segundos y con una lengua mezclamos hasta obtener la ganache.

Echamos el crocanti una vez frío a la ganache, mezclamos y colocamos dentro de una manga pastelera. Reservamos.








Para la buttercream de queso y chocolate

125 gr mantequilla a temperatura ambiente (blanda)
300 gr azúcar glace
2 cucharadas de Nutella
50 gr cacao puro sin azúcar
200 gr queso tipo philadelphia


Echamos la mantequilla en el bol de nuestra maquina y el azúcar glace previamente tamizado. Batimos con varillas a maxima velocidad unos minutos hasta que el conjunto este bien mezclado. Añadimos la Nutella y volvemos a mezclar a la misma velocidad. Seguidamente echamos el cacao (tamizado también) y mezclamos de nuevo. Finalmente echamos el queso y mezclamos a maxima velocidad hasta obtener una crema muy sedosa y aireada. Cuanto mas batamos mejor quedara y tranquilos que no se va a cortar!

Echamos la crema dentro de una manga pastelera con la boquilla deseada, yo he utilizado una de estrella cerrada. Reservamos.









Montaje

Cupcakes
Descorazonador de manzanas
Ganache de chocolate y crocanti de avellana
Buttercream de queso y chocolate
Bombones Ferrero Rocher


Con un descorazonador de manzanas hacemos los agujeros a los cupcakes, pero ojo, sin llegar al final. Rellenamos con la ganache de crocanti y tapamos con la tapita.

Decoramos con la buttercream de queso y chocolate y coronamos con un Ferrero Rocher cada cupcake! 













Que os perecen?? Son maravillosos y espero que los hagáis para estas fiestas 😁.

Un beso y nos vemos en el proximo post! 




martes, 1 de diciembre de 2020

Pastel Reno Blanco de Vainilla y Frutos Rojos

 






Hola de nuevo!

Ya estamos en Diciembre, pff, no se a vosotros pero a mi este año se me ha pasado volando... 

A lo que iba.

Hoy os traigo la receta de un pastel con temática navideña que llevaba tiempo queriendo hacer y ¡Tachan! 
Sinceramente estoy enamorada del resultado! Estuve toda una mañana pero mereció la pena, o no?
Es tan cuqui este pastel de reno que os juro que me dolió tener que cortar un trozo para la fotografía, jajaja! 

Os quiero hablar de la crema que he preparado para cubrir este pastel. 
Hace unas semanas vi en el canal de youtube de Alma Obregón que había subido una receta llamada crema de harina y me quede loquísima porque no la conocía ni sabia de su existencia. Y me ha encantado! No es nada empalagosa, es muy suave en sabor y nada mantecosa. Ademas es super fácil de preparar y mas económica que las tipicas buttercreams.

Su consistencia es perfecta tanto para rellenar como para decorar, a la vista esta en la fotografía. Se puede teñir, se le puede echar aroma, se puede mezclar con chocolate... etc. Es una maravilla de crema y creo que la voy a utilizar muchas veces.

Según me he informado su origen es americano y el nombre con la que se conoce es Ermine Icing. Yo era muy fan de la buttercream de merengue suizo pero esta la supera. Es que es igual de sedosa y en boca es una maravilla. 

Os animas con ella?
Pues os dejo ya con la receta, espero que os guste y la hagáis para estas fiestas 😋.



🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰🍰



Para el bizcocho
(Receta original de Quiero Cupcakes!)

4 huevos M
180 gr azúcar blanco
160 ml aceite de oliva suave
160 ml leche
1 cucharadita extracto de vanilla
Semillas de una vaina de vainilla (la original no lleva)
250 gr harina floja
2,5 cucharaditas de levadura química (royal)
1 pizca de sal


Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y forramos nuestro molde con papel sulfurizado. En mi caso utilice 3 moldes de 15 cm pero puedes hacerlo perfectamente en uno alto de 18 cm de ancho y 10 de alto. Reservamos.

Batimos los huevos a velocidad alta 5 minutos. Seguidamente, y sin dejar de batir, añadimos el azúcar y seguimos batiendo 1 minutos mas.

Añadimos el aceite de oliva junto con la leche, el extracto de vainilla y las semillas de la vaina de vainilla y seguimos batiendo hasta que este todo bien mezclado.

Tamizamos la harina junto con la levadura química y echamos en la mezcla de líquidos junto con la pizca de sal. Batimos a velocidad baja y lo justo hasta que no veamos resto de harina en la masa.

Echamos la masa dentro del molde y horneamos a 180ºC unos 20 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio. Si utilizas un molde de 18 cm la cocción tardara mas, en 50 minutos estará listo.

Sacamos del horno y dejamos reposar dentro del molde 10 minutos. Luego, desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

PD: Te sobrara un poco de masa, o procura guardar un poquito, la teñimos de rojo y la echamos dentro de un molde para magdalenas y horneamos también a 180ºC 20 - 25 minutos. Esto sera para crear la nariz de nuestro reno. 










Para la crema de harina
(receta original de Alma Obregón)

6 cucharadas rasas de harina floja
330 ml leche
225 gr azúcar blanco
375 gr mantequilla a temperatura ambiente
1 cucharadita extracto de vanilla

Empezaremos con la bechamel dulce.
Echamos la leche en un cazo junto con la harina y el azúcar y mezclamos muy bien con unas varillas para que todo el conjunto se mezcle. Procura mezclar bien para que la harina no se quede en los bordes del cazo.

Ponemos el cazo al fuego medio-alto y removemos constantemente con las varillas hasta que la mezcla espese. Tardara un poquito así que ten paciencia. 
Cuando haya espesado, apartamos del fuego y echamos la mezcla dentro de un recibiendo de cristal. Tapamos con film a contacto y dejamos enfriar por completo a temperatura ambiente.

Una vez haya enfriado por completo la bechamel dulce, echamos en el bol de nuestra maquina la mantequilla y el extracto de vanilla. Batimos, a velocidad media-alta, unos 5 minutos con varillas hasta que el conjunto este homogéneo. Echamos la bechamel en 2 tandas y mezclamos a la misma velocidad hasta obtener una crema muy sedosa y blanca. No te preocupes que por mucho que se bata la crema no se va a cortar.

Una vez lista, echamos en dos recipientes diferentes un poco de la crema y teñimos cada una con colorante alimentario. Yo teñía una de rojo para las flores y la otra de verde para las hojas. Tapamos con film y reservamos.










Montaje final

Bizcocho
Almíbar para el bizcocho (opcional)
Mermelada de Frutos Rojos (para el relleno)
Crema de harina 
Crema de harina teñida (para las flores)
Fondant blanco y negro (ojos)
"Magdalena" roja (para la nariz)
250 gr cobertura blanca (para los cuernos)
Palos de madera (para clavar los cuernos)

Primero de todo haremos los cuernos del reno con el chocolate blanco. He utilizado esta plantilla que encontré en Pinterest 👉 https://pin.it/6OVE2p9 , la hice a tamaño A4 porque quería unos cuernos bien grandes.

Colocamos la hoja sobre una bandeja de horno y fijamos con celo. Colocamos encima un trozo de papel sulfurizado y fijamos también con celo. Reservamos.

Fundimos la cobertura al baño maria hasta que este totalmente desecha, apartamos del fuego y la colocamos dentro de una manga pastelera. Con unas tijeras cortamos un poquito la punta, sin pasarse eh!

Delineamos primero toda la silueta del cuerno y luego rellenamos creando una buena capa. Enfriamos en nevera 30 minutos. Sacamos de la nevera y con cuidado despegamos del papel y les damos la vuelta. Echamos una tira de chocolate blanco, por toda la parte de atrás, y colocamos encima el palo de madera. Echamos mas cobertura sobre el palo para que se fije bien y no se despegue. Volvemos a enfriar en nevera 30 minutos o hasta que este totalmente duro. Reservamos.










Ahora vamos con el montaje de la tarta. 

Si has hecho un solo bizcocho, córtalo con cuidado en 3 discos.

Yo hice un almíbar tpt (100 ml agua + 100 gr azúcar + extracto vainilla) pero es completamente opcional porque el bizcocho en si ya es muy esponjoso.

Pincelamos con el almíbar, echamos una capa fina de crema sobre la superficie del bizcocho y con la crema y una boquilla redonda haremos como una especie de "pared" por el borde del bizcocho para evitar que la mermelada se salga. Echamos la mermelada de frutos rojos y alisamos.

Colocamos encima otro disco de bizcocho y hacemos el mismo proceso con los demás discos hasta finalizar.

Recubrimos toda la tarta con la crema, empezamos por arriba y luego por los bordes, alisando con una espátula. Esta sera la capa recoge-migas, no tiene que quedar perfecta, metemos en nevera 30 minutos para que se endurezca un poco.

Una vez haya endurecido, volvemos a cubrir la tarta con la crema y alisamos hasta que quede perfecta. 

Decoramos primero de todo creando las flores a gusto. Yo puse en la parte superior y en los bordes y encima puse perlas blancas y plateadas para darle un toque mas navideño.

Luego, desmigamos la magdalena roja y la mezclamos con un poco de la crema teñida de rojo. Creamos una bola compacta, ponemos un palillo y la clavamos en la tarta formando la nariz.

Hacemos los ojos con el fondant blanco y negro y con cuidado los colocamos encima de la nariz.

Y para finalizar clavamos los dos cuernos procurando que queden lineados y... lista!













No me digáis que no es cuqui y adorable este Reno Blanco comestible? Jajaja

Muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el proximo post! 
Un beso! 💜🍰




miércoles, 18 de noviembre de 2020

Lussekatter (Bollos de Santa Lucía)

 



Hola! 😁

Cuantos meses sin publicar, lo se, he estado más activa por Instagram sinceramente... Pero ya estoy de vuelta!

Llevo unas semanas preparando contenido para el blog y estoy preparando unas recetas navideñas que os van a encantar!

Como estos bollitos!

Ya queda poquito para entrar en invierno y empezar a ver por redes sociales y etc todo lo que sea temática navideña, así que, hoy os traigo la receta de estos bollos de Santa Lucía o Lussekatter. Son procedentes de Suecia y se suelen comer el 13 de diciembre, osea, el día de Santa Lucía (de ahí el nombre). Es un día festivo importante para ellos y he de confesar que me han sorprendido en su sabor. Están especiados con azafrán y cardamomo y es una combinación brutal! 

Que? Te animas con ellos? 

Pues haya vamos con la receta y inauguramos "recetas navideñas modo ON" ¡jajaja!

viernes, 10 de abril de 2020

Rosca gallega de Pascua








Hola de nuevo!

Hoy os traigo una receta para esta Pascua. Soy muy fan de las masas fermentadas, como ya sabéis, y es que preparar cosas así me da la vida y mas este tipo de dulces tradicionales.

La receta de esta rosca gallega de pascua es brutal! Tiene un sabor muy suave, reconozco que la he tenido que probar con nutella y... madre mia! A lo que iba, es un pan dulce muy bueno y esponjoso y con un toque a anís que me encanta. Aguanta perfectamente 3 días bien tapada, aunque os aseguro que no os durara ni un día entero jajaja!

Espero que os guste y manos a la masa 🙌.




Receta original de manzana y canela

Para el prefermento

100 gr harina de fuerza
100 ml leche tibia
3 gr de levadura seca de panadero

Echamos la harina en un bol, mezclamos la levadura con la leche tibia hasta que se disuelva y mezclamos con la harina. No hace falta amasar mucho solo lo justo, hasta obtener un masa. 
Tapamos con papel film y dejamos levar 1 hora o hasta que haya doblado su volumen (a mi me tardo 2 horas).


Para la masa

El prefermento
450 gr harina de fuerza
100 gr azúcar
3 gr levadura seca de panadero
½ cucharadita sal
Ralladura de una naranja
50 ml leche entera
30 ml zumo naranja
20 ml anís dulce
30 gr miel
3 huevos M ligeramente batidos
60 gr mantequilla reblandecida y cortada en daditos

Y ademas...
1 huevo + 1 chorrito de leche
Azúcar
Anis dulce

Echamos el prefermento en un bol y añadimos el resto de los ingredientes en orden, menos la mantequilla, y empezamos a amasar con el gancho a velocidad media - baja unos 10 - 12 minutos, o hasta que obtengamos un masa lisa.

Bajamos la velocidad al mínimo y echamos la mantequilla poco a poco, amasamos de nuevo unos 10 - 12 minutos o hasta obtener una masa elástica y que se despegue de las paredes del bol. Si pasado esos minutos aún no hemos obtenido una masa con tela, seguir amasando hasta que este bien elástica.

Sacamos la masa del bol, boleamos sobre la encimara y la colocamos sobre un bol limpio, previamente engrasado, tapamos con papel film y dejamos fermentar 1 hora o hasta que haya doblado su volumen (a mi me tardo 3 horas). 










Cuando haya fermentado, sacamos la masa del bol, desgasificamos ligeramente y la pesamos. Dividimos la masa en dos porciones iguales (por eso la pesamos antes), boleamos cada porción y dejamos reposar 15 minutos tapadas.

Estiramos con las manos cada porción hasta obtener 2 churros bien largos. Enrollamos los dos churros como si fuéramos a hacer una trenza de 2 cabos. Formamos la rosca uniendo los dos extremos y con cuidado sellamos bien procurando que quede bonito.

Con cuidado, colocamos la rosca sobre una bandeja con papel sulfurizado, tapamos con un paño de cocina y dejamos fermentar hasta que doble su volumen, aproximadamente 1 hora (a mi me tardo 1 hora y media).

Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Batimos un huevo con un chorrito de leche y mezclamos el azúcar con un poco de anís hasta obtener un azúcar húmedo.

Pincelamos la rosca con la mezcla de huevo y leche y echamos por encima el azúcar humedecido con anís.
Horneamos a 180ºC unos 30 minutos, vigilar para que no se tueste demasiado la superficie. 

Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.










Que os parece??
Brutal, lo se... 😌

Muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el proximo post!
Un beso 💜




miércoles, 1 de abril de 2020

Pan Hokkaido (pan de leche japonés)









Dia 19 de cuarentena. 

Seguimos horneado. 


Y masas maravillosas como la que traigo hoy! Hacia mucho que quería ponerme con este pan pero por falta de tiempo nunca he podido hacerlo... hasta ahora que me sobra demasiado tiempo jajaja.

Este pan, llamado Hokkaido, es un pan de leche típico de Japón, la masa es sencilla de hacer y lleva tang-zhong. 

Y eso que es? 

Es una técnica asiática para conseguir que los panes queden mas tiernos de lo normal. Es la primera vez que la utilizo y me ha encantado el resultado. El pan queda muy tierno y al día siguiente aun sigue igual de tierno.

Resumiendo, si lo haces se volverá tu pan de leche favorito y en casa volará, así que te recomiendo esconderlo por si no te dejan ni las migas! 😂

¿Os animais? 😊

🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞🍞


Receta original de El rincón de los postres

Para el tang-zhong

20 gr de harina de fuerza
50 ml de leche entera
50 ml de agua

En un cazo echamos la leche, el agua y la harina. Ponemos al fuego medio y sin dejar de batir con unas varillas iremos mezclando hasta obtener una mezcla muy espesa o hasta que veamos que la marca de las varillas empiezan a dibujarse en la mezcla. Retiramos del fuego, echamos en un bol limpio y tapamos con papel film a contacto para evitar que se cree una capa dura en la superficie. Dejamos enfriar por completo. 



Para la masa

35 gr de leche tibia
21 gr de levadura fresca de panadero o 8 gr de levadura seca de panadero
340 gr de harina de fuerza
40 gr de azúcar
20 gr de azúcar invertido o miel
5 gr de sal
40 gr de nata para montar 35% M.G
1 huevo ligeramente batido
Tang-zhong
35 gr de mantequilla derretida

Primero de todo preparamos un molde rectangular (el mío es de 24,5 x 11,5 cm) forrado con papel sulfurizado. Reservamos.

En un vaso pequeño echamos la leche tibia y deshacemos la levadura en ella removiendo con una cuchara. Reservamos.

En el bol de nuestra maquina, echamos todos los ingredientes por orden, menos la mantequilla, y amasamos con el gancho a baja velocidad 10 - 12 minutos.

Transcurrido el tiempo y por ultimo, añadimos la mantequilla derretida y seguimos amasando a la misma velocidad 15 - 20 minutos o hasta obtener una masa lisa y elástica. 

Sacamos la masa del bol y boleamos ligeramente. La colocamos sobre un bol limpio y engrasado, tapamos con papel film y dejamos fermentar 1 hora o hasta que duplique su tamaño. A mi me tardo 2 horas y media, vivo en un país frío y de clima seco y siempre me tardan en fermentar.

Una vez haya fermentado, sacamos la masa del bol y la colocamos en nuestra mesa de trabajo (no hará falta echar harina, la masa no se pega). Pesamos la masa y la dividimos en 3 porciones, cada porción la boleamos y dejamos reposar tapadas con un paño 15 minutos.

Pasado ese tiempo, cogemos una de las porciones y con un rodillo la estiramos dandole forma ovalada. Doblamos el extremo superior hacia el centro presionando para que no se abra y con el extremo inferior hacemos lo mismo. Damos la vuelta a la masa, dejando los cierres boca abajo, y volvemos a estirar con el rodillo hasta que tenga unos 30 cm de largo.

Volvemos a dar la vuelta a la masa, dejando los cierres hacia arriba, y enrollamos en si mismo formando una espiral. Colocamos sobre el molde y haremos lo mismo con las otras dos porciones.










Batimos un huevo con un chorrito de leche, pintamos ligeramente la masa y tapamos con papel film pero sin apretar, solo que cubra la parte superior. El huevo que sobre lo guardamos para luego que volveremos a pintar.

Para esta segunda fermentación necesitaremos un poco mas de temperatura y para ello tenéis dos opciones. La primera es precalentar el horno al mínimo unos 10 minutos, apagarlo y meter dentro la masa. La segunda es meter la masa dentro del horno, frío, y colocar un vaso de agua hirviendo para crear humedad y así nuestra masa fermentara estupendamente. A mi me tardo 1 hora y media y lo hice con el horno precalentado, como siempre lo hago, pero lo del vaso también funciona.

Dejamos fermentar 1 hora aproximadamente o hasta que haya doblado su volumen.

Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Volvemos a pincelar la masa con el huevo sin apretar para que no se baje y horneamos 30 minutos.

Una vez horneado, sacamos, esperamos unos minutos, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. 

Esta increíble y si le untáis Nutella o cualquier crema de chocolate y avellana... BUAH!!!!!!! 😍













Las fotografías hablan por si solas... o no?? Quería hacer mas fotos pero es que ha durado en casa lo visto y no visto 😅😂.



Muchas gracias por seguirme y leerme y nos vemos en el proximo post!
Un beso 💜